Enviar
Propina como salario II

Imposible detenerme. Esta vez me dirijo a los saloneros.
Ya no a los jueces, a los diputados ni a todos los involucrados, que han aprobado o impulsado leyes hacia el principio absurdo de considerar la propina como salario. Este país definitivamente debe competir para una novela de Kafka o de García Márquez.
Estimados saloneros, se encuentran ustedes a la puerta de experimentar el peor de los tiempos en su carrera si este principio llegara a ser considerado ley (hasta ahora solo ha sido afirmado a través de resoluciones de jueces en veredictos que tengo entendido no son vinculantes). Estimados saloneros, el primer efecto será una disminución de los puestos de trabajo, pero por si esto fuera poco, también una posible disminución de los ingresos, pues se podrá hasta considerar esto un “sobre salario” (es decir salario sobre salario, lo que es inconstitucional). Por lo tanto los patronos con toda razón y sin tener alternativa dirán: “un momento… si la propina es salario y estamos obligados a verlo de esa manera, entonces ya el salonero está pagado con la propina… y entonces no debo pagarle… en caso de que la propina no alcance a cubrir el salario base, entonces yo le ajusto”.
¿Resultado? Ya no ganarán salario base más propina, solo salario base más el excedente de la propina extra que hagan.
Los saloneros deben unirse y manifestar su oposición al Gobierno y las autoridades competentes y apoyar el sector al cual pertenecen, que ninguno se confunda y considere esto “luchas ganadas”, cuando lo que está a punto de verse, es la pérdida de puestos de trabajo con las consecuencias para todos, clientes locales, propietarios, industria turística, personal de servicio y toda la sociedad.
¿Cómo fue que llegamos hasta el borde del precipicio? ¡Buen provecho y hasta la próxima semana!

Alfredo Echeverría
Director Ejecutivo Grupo HRS
[email protected]
Ver comentarios