Enviar
Espía rusa Anna Chapman posa semidesnuda

La espía rusa Anna Chapman apareció ayer semidesnuda y caracterizada al más puro estilo James Bond en la web rusa de la revista Maxim, que presentó así a la provocativa agente como la chica de portada de su próximo número.
“(Chapman) romperá su silencio para hablar sobre los hombres con los que flirteó y sus planes de futuro”, anuncia la publicación con un vídeo de la sesión fotográfica en que la espía posa en tanga y pistola en mano.
Las sensuales instantáneas, que aparecieron un día después de que la espía fue condecorada por el presidente ruso, Dmitri Medvédev, se acompañarán de una entrevista y de una lista de las rusas más sexy, entre las que figurará la espía pelirroja.
Subida a unos tacones de infarto y cubierta con nada más que una gabardina desabrochada y algunos collares de perlas, Chapman engatusa a la cámara del mismo modo que hizo con una larga lista de hombres que, tras su deportación, revelaron las irresistibles armas de mujer que la espía utilizaba para conseguir información.
Chapman se ha convertido en un fenómeno mediático desde que el pasado julio formara parte del mayor canje de espías entre Rusia y Estados Unidos desde el fin de la Guerra Fría.
La revista incluso afirma que “Anna Chapman ha contribuido a exaltar el patriotismo en Rusia más que la selección rusa de fútbol”.
Las glamurosas fotografías que la espía tenía en su perfil de la red social Facebook causaron tal furor que incluso la mayor productora pornográfica del mundo le ofreció participar en una de sus películas.
“Aunque como espía no fuera demasiado buena, pensamos que sí podría ser una actriz magnífica”, dijo en su día el fundador de Vivid, una de la mayores productoras del cine pornográfico.


Moscú / EFE
Ver comentarios