Especuladores impiden recuperación de sector inmobiliario
Enviar
Especuladores impiden recuperación de sector inmobiliario


California- Al entrar en su cuarto año la recesión del sector residencial en Estados Unidos, no hay signos de una recuperación porque los especuladores representan la mayor parte del aumento de las ventas.
Aunque las compras reducen la lista de propiedades sin vender, la mayoría de las viviendas adquiridas por especuladores probablemente vuelvan al mercado cuando los precios suban nuevamente, impidiendo cualquier recuperación, dijeron el economista laureado con el Premio Nobel Joseph Stiglitz y el profesor de la Universidad de Yale Robert Shiller en entrevistas.

“Estamos creando un inventario fantasma de casas que volverán a la venta tan pronto como la economía y el mercado de la vivienda empiecen a mejorar”, dijo Stiglitz, profesor de Economía en la Universidad de Columbia. “Podríamos ver un doble hundimiento en la recesión residencial si eso ocurre”.
En Estados Unidos, los bancos poseían casas recobradas por una cifra sin precedentes de $11.500 millones al finalizar el tercer trimestre, según Federal Deposit Insurance Corp. Las ejecuciones hipotecarias representaron casi la mitad de todas las compras en Estados Unidos en noviembre y la morosidad contribuyó a aumentar un 83% las ventas en California.
Hubo un promedio de 3.100 ejecuciones diarias en Estados Unidos en noviembre, según RealtyTrac Inc., una compañía de datos inmobiliarios de Irvine, estado de California. La cifra triplica el promedio de 1.000 ejecuciones diarias en 1933, el peor año de la Gran Depresión, de acuerdo con el Banco de la Reserva Federal de San Luis. Las propiedades recobradas ofrecen oportunidades a los inversores, que suelen comprar casas en remates y alquilarlas hasta que los precios aumentan y pueden venderlas.
“Los especuladores impiden que el mercado se derrumbe ahora, pero este podría caer otra vez cuando ellos se retiren”, dijo Shiller, que ayudó a crear el índice de precios inmobiliarios S&P/Case Shiller.
Los precios y las ventas de los inmuebles en Estados Unidos podrían empezar a estabilizarse en 2010, dijo Stiglitz. Un empeoramiento de la economía y el aumento de la especulación demorarán más aún el repunte, agregó.
En noviembre había 4,2 millones de casas en el mercado, desde un máximo histórico de 4,6 millones en julio, dijo la National Association of Realtors. El precio mediano de una vivienda en Estados Unidos se hundió un 13% respecto de un año atrás, la caída más rápida desde 1930, agregó la asociación.
Dario Moscoso, de San Diego, examina los informes de cesaciones de pagos y negocia directamente con los bancos si una casa no se vende en remate. Compró una vivienda ejecutada de tres dormitorios en San Diego hace tres semanas por $490 mil, la mitad de lo que habría costado hace un año. La está alquilando por $2.500 al mes y planea venderla cuando los precios repunten.
Los bancos que recibieron fondos del rescate federal deberían ser obligados a vender las casas ejecutadas en una forma que dé buenas oportunidades a los compradores de viviendas, dijo Stiglitz. Los organismos crediticios recobraron cerca de 850 mil propiedades en 2008, según RealtyTrac.
Pronto, los especuladores podrían encontrar cierta competencia a medida que los Gobiernos estatales y locales empiecen a recibir los $3.900 millones asignados por el Congreso en julio para comprar y renovar propiedades ejecutadas y venderlas a familias que se propongan vivir en ellas.

Ver comentarios