Esferas necesitan ayuda
Enviar
PATRIMONIO
Esferas necesitan ayuda

Estudio analizó 25 esferas precolombinas en la Zona Sur, de las cuales 13 se encuentran en estado grave, siete en estado regular y cinco en buen estado

Diversos factores naturales y humanos provocan que de 25 esferas precolombinas que se ubican en la Zona Sur del país, 13 se encuentren en estado grave y de intervención inmediata, siete en estado regular y solo cinco se mantengan en buen estado.
Así lo reveló el conservador de origen italiano Emiliano Antonelli, quien hizo un estudio de campo durante una semana en los sitios arqueológicos Batambal, Finca 6, Grijalba y El Silencio.
El estudio es respaldado por el Museo Nacional y los espacios analizados integran la iniciativa que busca que esos sitios sean declarados como patrimonio de la humanidad ante la UNESCO.

Los resultados del análisis señalan que son múltiples los problemas que presentan las esferas, pero que todos “subsanables y con varias soluciones”.
Entre los principales problemas que tienen están la erosión, que es cuando la superficie de la esfera se cae “como si fuera cáscaras de naranja”.
Además presentan astillamiento, que es cuando pequeños trozos se van desprendiendo y provocan que la esfericidad ya no sea tal.
Otro de los problemas es que algunas esferas tienen fracturación, es decir grietas que se van formando a lo largo y ancho de la pieza.
Estos problemas que atacan las esferas se deben a varios factores, como las inundaciones frecuentes que se dan en la zona, la mala manipulación del hombre, el fuego y la exposición a altas temperaturas.
Dicha situación se viene presentando desde hace más de 100 años, cuando la United Fruit Company ingresó con la siembra de banano y deforestó los sitios donde se encuentran dichas esferas, ya que la misma naturaleza y los árboles servían de protección natural para las esferas, según el artista Jorge Jiménez Deredia, quien ha estado muy cerca de este proceso.
El experto italiano propuso varias medidas paliativas que se pueden ir empleando para conservar las esferas, principalmente las que presentan un daño mayor, como el buscar materiales de tipo natural o artificial para cubrir las piezas de la radiación solar.
Además señaló que trabajará en pruebas de materiales idóneos para la restauración de cada una de las esferas y creará un programa de restauración y conservación permanente.

Carolina Barrantes
[email protected]

Ver comentarios