Esculturas sacras de talento tico
Orlando Carranza tiene planeado visitar el Vaticano a final de este año y hacer una escultura del papa Francisco.Cortesía Orlando Carranza/La República
Enviar

ESCULTURA

Esculturas sacras de talento tico

Orlando Carranza tiene 35 años de hacer imágenes religiosas; también ha trabajado para artistas como Mel Gibson y Vicente Fernández

Detrás de las miradas de esperanza, amor y mucha espiritualidad que tienen algunas esculturas de iglesias católicas en el país, se esconde el talento del escultor costarricense Orlando Carranza.
El artista oriundo de Atenas tiene 35 años de trabajar profesionalmente y sus esculturas de santos y otros personajes religiosos pueden ser observadas en diferentes partes del país, así como en Panamá, Nicaragua y México.
El Cristo Resucitado, el Cristo Yacente, San Juan, San Pedro, un Corazón de María y la Virgen Dolorosa son algunas de las imágenes que han salido de las manos y los instrumentos de Carranza.
El tico estudió de la mano del escultor Francisco “Paco” Zúñiga en México, terminó de formarse en Florencia, Italia, y dice que deja una parte de sí mismo en cada obra; un amor por la religión que trae de familia.
“Cada escultura es una parte de mi vida, es un pedacito de uno. Cuando inicio una pieza me gusta darle un toque especial, si son de dolor, tristeza o esperanza, hasta que no vea la expresión que quiero darle, no está terminada”, afirmó.
“Vengo de una familia muy religiosa, hay sacerdotes y monjas entre la familia; mi papá me llevaba a las procesiones y desde pequeño decía que quería hacer esas esculturas que veía”, añadió.
El tico tiene diez años de haber regresado al país y tiene dos talleres, uno en Santa Cruz y otro en Atenas.
Él elabora sus piezas con diferentes materiales desde madera, hasta mármol y polvo de mármol, entre otros, y con ellas busca rescatar el arte sacro como se hacía “a la antigua”.
“Rescato el arte sacro como se hacía antes, hago imágenes de santos y otros elementos, policromados y pintados a mano, con óleo; ahora la mayor parte de talleres o fábricas lo hacen en fibra de vidrio con pintura artificial, son comerciales. Yo busco rescatar el arte de Paco Zúñiga y Lico Ramírez”, explicó.
Entre las obras más especiales que le han solicitado, Carranza afirma que están un Santo Sepulcro y tres esculturas de Juan Pablo II, de las cuales una se fue para Panamá.
El costarricense es muy conocido en México y ha hecho esculturas y otro tipo de trabajos para artistas de la talla de Verónica Castro, Maribel Guardia, Joan Sebastian y Vicente Fernández.
También ha trabajado para el actor norteamericano Mel Gibson, en la casa que él tiene en Cóbano, Puntarenas.
El escultor nacional tiene varios proyectos en mente, uno de ellos es visitar el Vaticano a final de este año y hacer una escultura del papa Francisco.

Carolina Barrantes
cbarrantes@larepublica.net

Ver comentarios