Escultura revela contaminación del aire
Ana Lorena Guevara, viceministra de Ambiente, en la presentación de las conclusiones del proyecto “Pulmón Urbano”, la obra está a sus espaldas. Esteban Monge/La República
Enviar

Escultura revela contaminación del aire

El Ministerio de Salud indicó que el costo en términos de la salud y el costo económico que representa la contaminación del aire puede superar el 2% del Producto Interno Bruto

El pasado junio en el marco de la celebración del Día Mundial del Ambiente, se instaló en las afuera del edificio de la Antigua Aduana una escultura denominada “Pulmón Urbano”, la cual permite capturar las diferentes partículas que producen la contaminación del aire, producto de la combustión de los automotores y otras actividades relacionadas.

201308152316220.codd.jpg
La idea de varias organizaciones era medir a través de la obra de Francesco Bracci, el impacto ambiental en la zona aledaña al edificio ubicado en San José, a través de un estudio presentado esta semana.
El informe determinó una elevada concentración de sulfatos, cloruro, nitrato, níquel, cromo, manganeso, vanadio y aluminio, los cuales son perjudiciales para la salud.
Las pruebas se realizaron tomando un pedazo de la tela blanca colocada en la escultura, la cual después de dos meses se tornó gris oscuro determinando que la contaminación del aire de la Gran Área Metropolitana representa una amenaza constante para la salud.
En términos de salud, la contaminación en el aire representa un gasto económico superior al 2% del Producto Interno Bruto del país, debido a enfermedades respiratorias causadas por los gases emanados, según detalló el Ministerio de Salud de Costa Rica.
Costa Rica ha realizado cambios para disminuir la emisión de gases.
Una de las mejoras fue cambiar la calidad de los combustibles; sin embargo, el incremento y envejecimiento de la flota vehicular y la poca movilidad, hacen que sea necesario promover más y mejores acciones que ayuden a minimizar el deterioro ambiental.
Además de los cambios realizados, se recomienda actualizar las normativas nacionales que miden los límites permisibles de contaminantes, ya que están desactualizadas.
Además se aconseja renovar el parque vehicular hacia tecnologías más verdes, para así reducir el consumo de combustible y la emisión de dióxido de nitrógeno.
Uno de los cambios positivos que se ha implementado es la puesta en marcha de la Riteve con la que se ha reducido en un 30% las emisiones, aseguró Fernando Mayorga Gerente General de Riteve SyC.
“El reto de hoy se llama PM 2.5, implica cambiar los diseños que tienen los combustibles, cada ciudadano debe asumir tema de revisión vehicular, además se comenzó la renovación de taxis y autobuses”, comentó al respecto René Castro, ministro de Ambiente.

Daniela Granados
[email protected]

Ver comentarios