¿Es un fiasco en ventas el nuevo auto deportivo de Mercedes?
Enviar

El Mercedes AMG GT es una furiosa criatura marina de automóvil, sin duda más elegante y deportivo que cualquier otro móvil de carretera que Mercedes-Benz, con sede en Stuttgart, haya producido en su larga historia. Se lo promociona como "el próximo gran automóvil deportivo", pero con suerte se podrá detectar una de estas llamativas bestias en la naturaleza.
En sus primeros seis meses en el mercado, el vehículo cosechó poco menos de 900 clientes en los EE.UU. Mientras tanto, el Porsche 911, el modelo con el que AMG GT supuestamente iba a competir más de cerca, reunió más de 5 mil compradores en ese período. Los derechos del automóvil deportivo de fanfarronear en Stuttgart no han influido ni un poco.


Pero, el automóvil tiene sus críticos. Algunos sostienen que es demasiado grande para ser un coche deportivo ágil. Pero los fanáticos de la gasolina no deben darle demasiada importancia a la poca cantidad de AMG GT que ven en las carreteras.
Por un lado, un Porsche 911 básico se puede conseguir por $89.400, aproximadamente $40.500 menos que el elegante Merc. Y las cifras de ventas no siempre se traducen en ganancias.
Entonces, ¿es el AMG GT tan bueno como el 911? ¿Es mejor? A Mercedes en este momento realmente no le importa.


Ver comentarios