Logo La República

Lunes, 2 de agosto de 2021



FORO DE LECTORES


Es hora de un giro de timón en el ICE

Felipe Guadamuz Flores redaccion@larepublica.net | Lunes 05 julio, 2021

guadamuz

Felipe Guadamuz Flores

Las instituciones del Estado se han vuelto botines políticos y económicos para muchos. Ni el Ministro de Hacienda ni los diputados en la Asamblea Legislativa han sido fehacientes en promover e implementar las Normas Internacionales de Contabilidad para el Sector Público, conocidas como NIC-SP, ni las Normas Internacionales de Información Financiera, NIIF, a pesar de que el artículo 16 de la Ley General de la Administración Pública obliga a ello con base en el hecho de que en ningún caso se emitirán reglas unívocas contrarias a las reglas de la ciencia o de la técnica o a principios elementales de lógica justicia y conveniencia y es necesario implementarlas antes de pensar en darle al ICE más funciones.

Los acontecimientos de los últimos días revelan la necesidad de implementar esas normas para así tener mayor trazabilidad y control de las finanzas públicas. Sin embargo, ni el gobierno ni los diputados han buscado promover e implementar esas normas, ante lo cual surge la duda del por qué no lo han hecho. ¿Cuáles son los motivos para no hacerlo y qué beneficio obtienen al respecto? Y luego surge otra pregunta: ¿qué motiva a un diputado a presentar un proyecto de ley para ampliar las funciones del ICE y cuáles beneficios se obtienen de ello?

Pudimos observar de primera mano cómo el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados subió las tarifas y cobró cargos excesivos en los recibos, incumpliendo inclusive con los propios reglamentos de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos, ARESEP, lo cual llevó a serios cuestionamientos a uno de los ex presidentes del AyA, renunciando éste del cargo, por las múltiples polémicas con respecto a su desempeño y funciones, de acuerdo con la información provista por medios de prensa.

El Instituto Costarricense de Electricidad no se queda atrás y en un comunicado mediante redes sociales manifestó que de manera mal intencionada se trató de hacer ver como que el ICE no estaba cumpliendo con las NIIF, para que luego un aspirante a la Presidencia de la República explicara por qué el ICE en apariencia estaba mal informando a la ciudadanía, ya que el cumplimiento y adherencia del ICE a las NIIF, según lo explicado por esta persona, no fueron totales.

Recientemente, la Sala Primera de la Corte Suprema de Justicia indicó que la Contraloría General de la República se excedió en sus funciones al no haber consultado a la Procuraduría General de la República, el abogado del Estado, sobre la posibilidad del ICE supervisar la construcción de la carretera a San Carlos y no faltó el diputado oportunista que presentara un proyecto de ley para que el ICE pueda construir carreteras después de que saliera esta información.

Olvida el diputado conocido por sus iniciativas que pareciera a veces no pensar bien, que no se puede pensar en extender las funciones del ICE si antes no se cumple con lo más básico como lo es la emisión de actos los cuales no sean contrarios a las reglas unívocas de la ciencia o de la técnica, o a principios elementales de lógica justicia y conveniencia, contemplados en el artículo 16 de la Ley General de la Administración Pública. En materia financiera, las NIIF son, por el momento, reglas unívocas de la técnica, las cuales no han sido implementadas en su totalidad por el ICE a pesar de ser su obligación por formar parte de la Administración Pública descentralizada.

Pretender dar al ICE más funciones cuando ni siquiera puede llevar una contabilidad ni control financiero en completo cumplimiento de las NIIF, es como pretender aprobar la renta global cuando el Estado no ha demostrado haber puesto las finanzas en orden ni regular el gasto público. En consecuencia, no es conveniente ni adecuado en este momento pensar en que el ICE expanda sus funciones cuando no puede ni siquiera mantener la casa en orden.

Este año hemos tenido un antecedente muy claro de la ineficiencia del Grupo ICE, con la manera mediante la cual la plataforma de “Trámite Ya” de RACSA fue implementada obligatoriamente y con deficiencia, a tal punto que le cobran más de 500 colones por minuto a los usuarios para llamar y resolver problemas que siempre ocurren con esa plataforma, la cual fue implementada evidentemente para mantener a la ineficiente y onerosa RACSA.

El Estado, contrario a lo que personas como este diputado quien al parecer tiene un desfase en el tiempo de más de medio siglo en sus trasnochadas ideologías piensan, no es una bolsa de empleo, ni tampoco lo es la Administración Pública. Como resultado, si se quieren expandir las funciones del ICE u otras instituciones, debe comenzarse por lo más básico que es llevar una contabilidad adecuada, pues de lo contrario, el Estado continuará aumentado su rol y acaparamiento en la economía, a la vez que entorpece las cosas y encarece los servicios, pues Trámite Ya no es gratis y ese gasto innecesario aumenta sinsentido el coste de hacer negocios. Este es un claro indicio de que las cosas no han cambiado y aumentar las funciones del ICE dentro de este contexto parecieran llevar a que el remedio resulte peor que la enfermedad.

El ICE demostró en su momento ser una institución de vanguardia, pero se ha rezagado y se ha convertido, en muchos sentidos, en un elefante blanco para la economía. Cómo bien dijo un líder chino, no importa de qué color sea el gato mientras cace ratones, pero cuando los ratones son más bien los que manipulan y controlan al gato, llega la hora de sacudírselos, dar un giro de timón y, si quiere participar y ampliar sus funciones, el ICE debe hacerlo en un mercado de competencia, en igualdad de condiciones con otros oferentes y siendo transparente con la ciudadanía, pero con la actual dirección del ICE, pareciera que esto no ocurrirá mientras el rumbo actual siga siendo el de la institución.





© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.