Erupciones del Poás afectan la calidad del aire del Valle Central
Durante este mes, el volcán Poás ha presentado erupciones frecuentes e intensas. Shutterstock/La República
Enviar

Las recientes erupciones del volcán Poás afectan la calidad del aire que se respira en el Valle Central, de acuerdo con los resultados de un reciente monitoreo del Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori) y el Ministerio de Salud.

Las tres estaciones de monitoreo ubicadas en el Valle Central, que evalúan la calidad del aire, detectaron entre los pasados 13 y 14 de abril, la presencia de una nube de dióxido de azufre en esta región, con concentraciones nocivas para la salud humana.

El dióxido de azufre es un gas azufrado incoloro con un olor penetrante y asfixiante. La corta exposición a concentraciones altas de este gas puede dañar el sistema respiratorio, ocasionar irritación de las vías respiratorias y provocar dificultad para respirar.



Solamente entre las 2.30 p.m. y 3.30 p.m. del jueves 13 de abril se incumplió con el límite primario para dióxido de azufre, que es de 75 partes por billón (ppb), según el Reglamento de Calidad del Aire para Contaminantes Criterio, al obtenerse una concentración promedio de 81 ppb.

Es posible que otras zonas más cercanas al volcán hayan presentado un mayor número de horas en que se incumple la norma, según Ovsicori.

Durante este mes, el volcán ha presentado erupciones frecuentes e intensas, que no se observaban en el coloso desde el periodo comprendido entre los años 1952 y 1955.
 

Ver comentarios