Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



ACCIÓN


Equipo de videojuegos de tico cuenta con chef y gana más que cualquier profesional

Walter Herrera [email protected] | Viernes 31 agosto, 2018

Diego Vallejo, más conocido como Solid Snake de Infinity eSports.
Diego Vallejo, más conocido como Solid Snake de Infinity eSports. Para seguir los detalles del equipo pueden utilizar el hashtag #GoInfinity2018 y #SomosLAN. Cortesía Upgrade Comunicación/La República


En su búsqueda por encontrar un mercado más amplio que ofrezca mejores opciones económicas y competitivas, el gamer costarricense Paul Venegas se marchó a México para formar un equipo profesional que juega en League of Legends (LOL) en la Liga Latinoamérica Norte.

Su equipo Infinity reside en Ciudad de México, en un Gaming House, una casa dedicada para entrenar con todas las comodidades requeridas.

“El Gamer House es una casa grande acondicionada, tenemos seis computadoras para los jugadores donde se comunican entre ellos. En otra sala hay un coach analizando las jugadas y tomando anotaciones. Los jugadores luego de cada partido reciben una charla técnica”, señaló Venegas.

Actualmente disputan el torneo clausura de LOL que se juega en la sede de Riot Games (dueños del juego a nivel mundial) en México.

Lea más: Alajuelense ingresó en industria de eSports valorada en $1.600 millones

El equipo está conformado por tres peruanos, un colombiano, un venezolano y un mexicano. Cada uno de sus integrantes tiene un salario que supera el de cualquier profesional en el país norteamericano.

“Los torneos Clausura y Apertura otorgan salarios por torneo. El salario mínimo es de $6.500 pero hay que sumarle las bonificaciones de sponsors y premios. En esta liga se otorga un máximo de $15 mil por torneo... En el Mundial de DOTA, el pricepool alcanza los $11 millones”, añadió.


Paul Venegas


El salario de los jugadores profesionales en México también supera a nueve de las diez carreras mejor pagadas según un reciente estudio del Instituto Mexicano para la Competitividad.

Es decir, perciben más ingresos que el promedio de carreras como Física, Finanzas, Medicina e Ingeniería civil.

Además, el equipo del costarricense recibió en 2018 una fuerte inversión privada que les ha permitido fortalecer la estructura deportiva del equipo.

“El nuevo staff corporativo de Infinity nos dio un gran salto de calidad y ha hecho que nos enfoquemos de lleno en mejorar nuestro nivel de juego. Ahora, además del coach y analista en nuestra gaming house contamos con chef, un psicólogo, y hasta un esquema de premios por victorias”, señaló uno de los jugadores de Infinity eSports.

Lea más: “Un videojugador puede ganar hasta $7 mil en un torneo”

La alimentación es fundamental para mantener la vitalidad física. El desgaste es grande ya que los jugadores tienen jornadas que van desde las 11 a.m. hasta las 9 p.m.

También realizan caminatas diarias antes de entrenar para relajarse y estar en óptimas condiciones.

League of Legends es actualmente el juego que ofrece mayor remuneración económica en el mundo.

El juego está regulado por Riot Games que a la vez lo impulsa en las diferentes plataformas.

Infinity Sports comenzó en 2009 como un grupo de amigos costarricenses que se reunían para jugar en línea, competían en shooters y poco a poco, a base de ganar campeonatos locales, regionales y latinoamericanos, pasaron de aficionados a profesionales.

En 2017 ascendieron a la primera división de League of Legends, obteniendo dos subcampeonatos a la fecha.