Equilibrio mortal
Adolfo Machado fue pieza clave en la solidez defensiva de los morados, y mantuvo a raya a Osvaldo Rodríguez y compañía. www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

Equilibrio mortal

Sin derecho a equivocarse en una final que se prevé igual de cerrada que la del lunes

“Nos toca ir a buscar allá”. Las palabras son de Óscar Ramírez, luego del partido del pasado lunes y la referencia es hacia la final que se jugará este sábado en el Ricardo Saprissa, donde no habrá más allá entre manudos y morados, porque esa noche saldrá el campeón.
Ramírez ya ha vivido esta situación, la enfrentó incluso en la final pasada ante Herediano, luego de empatar 0-0 en el Morera, y por lo tanto pareciese tener claro el camino a seguir; aunque ahora, no es a los florenses a los que tendrá en el duelo definitivo.
Quizá, el punto clave de lo que espera Ramírez para el sábado se define en su creencia de que “alguna jugada puntual podría marcar el juego”. En esa frase, Óscar está anunciando que utilizará el mismo planteamiento, aunque tal vez con algún cambio de hombres, para el juego en el Saprissa, apostando a romper el equilibrio en un error del rival o en una acción sorpresa que sus hombres puedan llevar hasta la red de los de Tibás.
Tampoco descarta Ramírez el camino hacia los penales, “son una opción que hay que valorar”, para lo que muy posiblemente esté poniendo a trabajar extras a Cristian Oviedo, su especialista en ese tipo de lanzamientos, y en general a toda la planilla rojinegra.
No obstante, que la Liga suma muchos campeonatos en los últimos años, su presidente Raúl Pinto asegura que sería un fracaso no ganar el torneo, máxime luego de quedar eliminados en la Copa de Campeones de la Concacaf. “Sería algo desagradable no lograr el campeonato”.
Igual Patrick Pemberton manifestó que el camerino está fuerte mentalmente y que no será la primera vez que cierren de visita.
A Ronald González, técnico morado, ahora el camino no se le hace nada fácil. Aunque pareciese que tiene la mesa servida para montar el show tan esperado por el saprissismo (volver a ser campeones y con premio, porque sería venciendo a su archirrival), lo cierto es que González, lo menos que quiere es que los embargue el triunfalismo.
De ahí que el estratega haya dejado claro que no se siente favorito, que la situación es pareja y que aún no hay nada definido.
González sabe que tendrá en las gradas su gran aliado, pero también su más riguroso juez, si las cosas no salen como él espera.
Al decir que nunca se puede decir que se lleva ventaja ante un equipo de Ramírez, que ha ganado títulos tanto en casa como fuera, el técnico morado trata de distraer la atención sobre el real favoritismo que tiene Saprissa, para este juego, luego de que en términos generales en el mismo Morera, en muchos tramos los morados lucieron mejor que el anfitrión.
González, quien aceptó que su equipo en el primer juego no solo supo neutralizar al rival sino que en muchos momentos fue más allá, deberá analizar muy bien su formación de inicio, en un partido en el que su afición clama porque les entregue la cabeza del León, en bandeja de plata.
Para el arquero Danny Carvajal, lo más importante en este primer partido fue el orden y la concentración, y el futbolista promete que en la vuelta “será un partido diferente y vamos a ir a buscar el marcador”.
Por otra parte, la taquilla para el sábado está asegurada. La dirigencia morada ha confirmado la venta total de boletos. Anunciaron en su página en Internet que pusieron a la venta cerca de 12 mil boletos, con un valor que oscila entre los ¢8 mil hasta los ¢50 mil, para una taquilla que sumaría unos ¢160 millones.

Luis Rojas
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios