Enviar
Empresa de origen panameño, Cordón de Vida, recolecta material para su conservación
Entró al país segundo banco privado de células madre
Junto a Provida, completa oferta del sector

La competencia ha entrado en el país en el campo de la biotecnología. Desde 2004 viene operando Provida y ahora se le ha sumado Cordón de Vida, empresa de origen panameño con presencia también en Ecuador y Venezuela.
Las células madre tienen la capacidad de formar todos los tipos celulares de un organismo adulto, por lo que se utilizan para curar enfermedades. De ahí llegó la creación de los bancos privados familiares de células madre en 1999.
El cliente invierte una determinada cantidad de dinero para que estas empresas guarden la sangre extraída del cordón umbilical y la placenta tras el parto, que servirá para que el niño o los familiares se surtan de las células madre en caso de enfermedad.
De esa sangre se desechan los glóbulos rojos y se guarda la parte linfocitaria, donde se concentran las células madre, y se almacena de -140 a -145 grados centígrados.
Por todo ello se paga una suma aproximada de $1.200 y una anualidad de algo más de $100, con algunas variaciones entre las dos empresas. Ambas tienen planes de uno hasta 20 años.
Cordón de Vida también opera en Panamá, Ecuador y Venezuela, con laboratorios tanto en el país canalero como en Estados Unidos. El material se recoge en los hospitales en el momento del parto y se traslada a estos laboratorios. “A Panamá es un vuelo de apenas 40 minutos”, dijo su gerente general, María Fernanda Egloff.
Cada mes presentan un incremento de un 20% a un 30% en el país. “Es un mercado en crecimiento”, aseveró Egloff, “las futuras mamás están interesadas en la salud de sus hijos. Es un seguro de vida para los bebés”.
Por su parte, Provida trabaja en Costa Rica desde hace cinco años. Es la empresa pionera del sector y cuenta con 1.765 clientes, buena parte nacionales, pero también “muchos de ellos son extranjeros”, comentó sobre el tema Paola Amador, encargada de mercadeo.
Los laboratorios están en Costa Rica, y tienen oficinas en El Salvador, Nicaragua y Guatemala, además de ofrecer servicios en distintos puntos del Caribe.
La compatibilidad de las células madre son del 100% en caso del bebé, superior al 75% con sus hermanos, más del 50% en las madres, inferior al 50% con los padres, y alrededor del 25% en primos, tíos y abuelos, confirmó Egloff. “La mayoría de los casos es de hermanos que salvan a otro”, dijo la gerente de Provida.
El último estudio realizado sobre la posible utilización de las células madre se remonta a 2005. En ese entonces, la posibilidad de hacer uso de estas era de uno entre 400, un 0,25%.


Daniel Zueras
[email protected]
Ver comentarios