Enviar
Entrega Israel restos de palestinos

Centenares de palestinos en Gaza y Cisjordania recibieron ayer los restos de 91 activistas que murieron en ataques y atentados contra Israel desde 1967 y que permanecían sepultados en un cementerio militar israelí en el valle del río Jordan.
Según portavoces israelíes, la entrega supone un gesto de buena voluntad con el que se pretende incentivar a los palestinos para que acepten regresar a la mesa de diálogo y reactivar así un proceso de paz paralizado desde hace casi 30 meses.
En Ramala, dirigentes de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) recibieron los féretros con los restos de 79 activistas en la explanada de Yaser Arafat, junto a la Mukata, tradicional sede del gobierno palestino.
La ceremonia militar estuvo encabezada por el presidente, Mahmud Abás, quien depositó coronas de flores sobre los ataúdes envueltos en banderas palestinas.
Más de dos centenares de personas, que portaban enseñas palestinas y del partido Al Fatah, participaron en el acto, en el que el mufti de Jerusalén, Mohamed Hussein, pronunció una oración fúnebre antes de que los familiares recibieran los restos para darles sepultura en sus pueblos de origen.
Según el ministro de Prisioneros palestino, Isa Qaraqe, 17 cadáveres fueron enterrados en una fosa común en Ramala ya que no pudieron ser identificados.
"Este es un día nacional. Traer de vuelta los cuerpos de los mártires es un paso más para traer a todos los caídos que están en el cementerio de los números", afirmó Qaraqe.
En Gaza, después de un proceso de control e inspección que se prolongó durante varias horas, los dos camiones que transportaban los doce ataúdes cruzaron el paso de Erez que da acceso a la franja, donde les esperaban cientos de personas para recibirlos.
A su paso por la localidad de Beit Hanun, fuerzas de Hamás y milicianos realizaron una salva de 21 disparos al aire por cada féretro, antes de que fuesen trasladados al Hospital de Shifa de la ciudad de Gaza para un reconocimiento forense.
Posteriormente, los restos fueron llevados a la principal mezquita de la capital de la franja, donde sus familiares les velaron y participaron en un funeral antes de darles sepultura de forma privada.
Según el diario israelí Jerusalem Post, entre los cuerpos entregados se encuentran los de los autores de sangrientos atentados suicidas que causaron decenas de víctimas, como Nasim Jabari y Ahmed Qawasmeh, acusados de matar a 16 personas en sendos ataques contra autobuses en Bersheva (sur de Israel) en el año 2004.
También figuran los cuerpos de Labib Azman, acusado de matar en 1995 a cinco israelíes y herir a otros 23 en un ataque en Ramat Gan (cerca de Tel Aviv) y el de Hasan Abu Said, miembro de la Yihad Islámica, autor en 2005 de un atentado suicida en un mercado en Hadera que segó la vida de cinco personas, agregó la fuente.
Algunos de los cuerpos permanecían desde hace décadas enterrados en un cementerio militar israelí cuyas tumbas están identificadas solo con números, como el del autor del atentado contra el hotel Savoy de Tel Aviv en 1975 en el que murieron ocho israelíes, según la agencia palestina Wafa.
Los medios palestinos aseguran que Israel tiene en su poder los cadáveres de otros dos centenares de activistas, que las autoridades israelíes consideran "terroristas" y los palestinos "mártires" o "miembros de la resistencia".
Según el diario israelí Yediot Aharonot, Israel continuará con la entrega de decenas de cuerpos de activistas muertos en las próximas semanas.
Mark Regev, portavoz del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, expresó este martes en un comunicado su esperanza en que "este gesto humanitario sirva tanto para construir la confianza como para ayudar a volver a poner en marcha el proceso de paz".
"Israel está dispuesto a reiniciar de inmediato el diálogo de paz sin ninguna condición previa", subrayó el portavoz.

Ramala/Gaza EFE
Ver comentarios