Enviar

El nuevo equipo de Gobierno lleva en su maleta lo que le permitirá ir adentrándose en sus funciones, sin mucha experiencia en algunos casos, pero sí con mucho conocimiento adquirido en la academia


Entre políticos y académicos

Una sinergia entre personas jóvenes y otras de edad madura, moverá a la nueva administración.
Después de muchos años de políticos de experiencia y sus allegados de confianza gobernando Costa Rica, se inicia un gobierno que trae gente nueva, la mayoría sin mucha práctica en la función pública.
Lo que ha propiciado esta llegada de gente e ideas diferentes, ha sido justamente la forma en que los políticos han venido dirigiendo y administrando al país.
Un nuevo gabinete se dirige a hacer su propia experiencia que, como se sabe, solo se adquiere en el trabajo cotidiano.
Este flamante equipo de Gobierno lleva en su maleta lo que le permitirá ir adentrándose en sus funciones, sin mucha experiencia en algunos casos, pero sí con mucho conocimiento adquirido en la academia.
Se supone que es el propio presidente Solís y algunos de sus más cercanos colaboradores, que sí tienen experiencia política, quienes deberán encargarse de aplicarla y transmitirla a los demás.
Es interesante el proceso que vivirá nuestra democracia, porque también el control político dejará de ser realizado únicamente por la oposición en el Congreso, sino que se ejercerá posiblemente mediante una fuerte participación ciudadana, apoyando o rechazando acciones de Gobierno, según sea el caso.
Esto es también una de las características que evidencian nuestro proceso de maduración en la toma de conciencia cívica.
De la capacidad de escucha dependerá entonces, en buena medida, que se gobierne resolviendo, de frente, los principales problemas de esta nación.
Es un proceso normal en la historia política de cualquier país democrático el que haya cambios, sin que ello signifique por sí mismo ni una garantía de éxito ni tampoco de fracaso. El buen gobierno se puede lograr mediante un plan para el bien común y el equipo idóneo para llevarlo a cabo.
Entendemos por idóneo a un equipo de gobierno que tenga el conocimiento en las diferentes áreas, mucha honestidad y la voluntad de trabajar algunos años al servicio de los demás, anteponiendo eso a sus intereses personales o de sus allegados.
Hoy se necesita además de un plan país, un trabajo rápido y eficiente para limpiar y ordenar la casa.
Por Costa Rica, deseamos que la intención y la conducta que mueva al nuevo Gobierno, sea para el bien común y el sano progreso del país.
Dependerá de eso que este supere fallos y rezagos que le han colocado en una situación desventajosa con respecto a lo que fue en otra época.

 

Ver comentarios