Entre golpes y llaves
“Espero que mi participación en Ultimate Fighter Latinoamérica 3 le de más exposición al deporte costarricense, que vean que aquí hay buen nivel”, dijo Walter Zamora, peleador de artes marciales mixtas. Gerson Vargas/La República
Enviar

201607222129050.270-rec-ufc.jpg
Walter Zamora se convirtió en el primer costarricense en participar en el Ultimate Fighter Latinoamérica 3, un reality show que produce la UFC.

Ultimate Fighting Championship es la mayor empresa de artes marciales mixtas en el mundo, alberga a muchos de los mejores peleadores del ranking y produce eventos en miles de lugares.
“Es una experiencia muy diferente participar en un evento así. Estás con la presión que en cualquier momento te pueden escoger para pelear; puedo estar hablando con un compañero y al siguiente día me toca pelear con él”, explicó Zamora sobre lo que vivió.
En el reality, que se transmitirá desde el 24 agosto por el canal UFC Network y en el país por TD+, el tico vivía en una casa con peleadores de otros países.
Ahí estaban completamente desconectados. Sus días consistían en entrenar y pelear. “También tenía que prepararme mi propia comida y yo estaba acostumbrado aquí a que siempre me hacían todo”, comentó.
Dos miembros del Salón de la Fama, Chuck Liddell y Forrest Griffin, se convirtieron en sus entrenadores en esas semanas. De ellos rescata que aprendió a ver un poco más allá de lo que estaba acostumbrado.
“Mi mente se abrió en algunos temas. Por ejemplo yo estaba cerrado de que alguna técnica era así y me enseñaron que no”, dijo.
Walter, de 26, comenzó desde muy joven en las artes marciales mixtas, poco a poco se fue involucrando más en el deporte hasta que se vio realizando peleas profesionales.
Su facilidad para aprender técnicas (indispensable en este deporte, que involucra técnicas de otros deportes como boxeo, lucha y jiu-jitsu, los tres más importantes), le ayudó mucho para crecer en el deporte.
“Los que más me gustan son el boxeo y el jiu-jitsu, las soluciones, controlar en el piso, golpear a alguien cuando lo botas, pasar por encima de él”, dijo sobre sus fortalezas.
Mientras que ahora confiesa que la lucha es el deporte que más trabaja.
Después de toda esta experiencia Zamora, sigue con sus entrenamientos —viajará a México para estar con un equipo de allá—, espera obtener más peleas, conseguir patrocinios, y sobre todo seguir ayudando a crecer este deporte en el país.

Ver comentarios