Luis Alberto Muñoz

Luis Alberto Muñoz

Enviar
Viernes 13 Junio, 2014

Sin importar la ideología, la lucha contra el mal uso de los recursos públicos es una labor de todos


Entre cielo y tierra

Para los abanderados de la “lucha contra la corrupción” en Costa Rica, ha llegado el ansiado momento para demostrar con hechos su versada retórica.
Me refiero a los casos que hoy estallan en la cara y cuyo escenario es la Cenicienta del Estado de bienestar, la Caja de Seguro Social.
Lo que aquí viene a descubrirse nuevamente es que no hay corruptos sin corruptores, y en los juegos del poder a veces resulta conveniente para algunos inescrupulosos jugar a dos bandas.
En todo caso, no se está revelando nada extraño a otras latitudes, sino una parte indeseada de la naturaleza humana.
Lo distinto esta vez, es que estamos como sociedad frente a un supuesto cambio, y bajo la esperanza de que “toda escoba nueva barre mejor”, y ojalá este adagio se replique en la política.
Esto lo digo de la forma más escéptica posible, pues también se ha creado una ilusión frente a los ciudadanos que podría tener un efecto contrario si no se llenan tantas expectativas.
Entre tanto, la investigación debe avanzar hacia arriba, si el propósito es rescatar a la Caja de la insidiosa campaña por destruirla.
Ya la noble institución ha soportado crisis financieras y ahora su suerte la está llevando a ser devorada poco a poco, parte por parte, mientras se mantiene viva.
Nuestra Asamblea Legislativa alberga el grupo de diputados de izquierda más grande de la historia, y de ellos se ha dicho que son partidarios de la defensa del Estado social costarricense.
¿Habrá que ver? Nuevamente me reservo las dudas, pues son las acciones las únicas que pueden contener el destino manifiesto ya trazado para la Caja.
Mientras tanto, más con suerte de Pandora que de Cenicienta, esta institución es la última esperanza de un modelo de desarrollo inclusivo, que además beneficia grandemente la llegada de inversión foránea.
Dar discursos sobre corrupción parece más sencillo que atacarla. Conscientes de ello es que los diferentes sectores deben apoyar los esfuerzos que se realicen por mitigar este flagelo y en especial por la transparencia.
Sin importar la ideología, la lucha contra el mal uso de los recursos públicos es una labor de todos, y es aquí donde nuestra mentalidad como nación debe cambiar.

Luis Alberto Muñoz Madriz
@luisalberto_cr