Luis Alberto Muñoz

Luis Alberto Muñoz

Enviar
Viernes 6 Junio, 2014

Una idea que se debe rescatar es hacer a Costa Rica carbono neutral


Entre cielo y tierra

En medio de todos los desatinos de la administración pública, a veces surgen ideas que vale la pena rescatar del averno burocrático.
La meta de convertir a Costa Rica en una nación carbono neutral en 2021, para celebrar nuestro bicentenario de la independencia, es digna de ser tomada en serio.
Esta empresa es bastante compleja e implica un alto grado de coordinación institucional y del planteamiento de una estrategia país, que involucre a actores privados.
Nadie dice que sea fácil, sin embargo cobra un enorme sentido al considerar la evolución del comercio mundial y la importancia de que los productos costarricenses puedan presentar la ventaja de provenir de un destino neutral en la emisión de carbono al planeta.
Para mercados sofisticados como el europeo y algunos países asiáticos, esta "certificación" representa una característica cada vez más valiosa.
Por otra parte, para el turismo, el atractivo de la neutralidad genera enormes beneficios, tomando en cuenta el actual posicionamiento como destino ecologista.
La marca de Costa Rica debe distinguirse por sus atributos de paz, naturaleza y educación.
Para lograr cumplir este objetivo ecológico, se necesitará de una enorme campaña nacional educativa, donde nuestro sistema de escuelas, universidades y demás centros de estudios deberán aportar un enorme grano de arena.
Es vital que el actual gobierno rescate y mejore esta iniciativa, que la haga suya y sea capaz de convertirla en una política de Estado, en lugar de un plan de un gobierno de turno.

Luis Alberto Muñoz Madriz
@luisalberto_cr