Luis Alberto Muñoz

Luis Alberto Muñoz

Enviar
Viernes 18 Diciembre, 2015

La vida no es una línea, sino que está llena de círculos que se cierran y se tocan, mientras otros se abren

Entre cielo y tierra
ADIÓS…

Nunca me han gustado las despedidas, pero estamos rodeados de ellas. Vivir también se trata de ir cerrando los círculos de la vida con amor.
En los últimos meses de 2015, me ha tocado concluir un periodo de 16 años, lleno de sueños y buenos deseos desde el momento en que entré al periódico LA REPÚBLICA.
Me acuerdo de aquellos inicios, cuando las páginas centrales de este diario desplegaban la famosa “chica REPUBLICA”, y los panfletos para niños y el resto de la familia eran parte del popurrí que el medio ofrecía en sus esfuerzos por ser “el todo para todos”.
Antes de asumir la dirección por casi una década en 2003, en una de las habituales sesiones de discusión estratégica con don Fred Blaser, encontramos juntos un norte retador: transformar la publicación en el diario número uno en economía y negocios.
Sin dudas, la decisión de trabajar en un periódico fue una aventura compleja, pero llena de satisfacciones, al tanto que hoy día LA REPÚBLICA continúa cumpliendo un importante servicio a sus lectores, llevando un periodismo interpretativo, analizando la realidad y explicando cómo los acontecimientos más destacados los afectan.
Pronto asumiré nuevos retos, al otro lado del planeta, por los cuales he tenido que despedirme de esta institución de pensamiento, no sin antes agradecer, aprovechando estos tiempos navideños y de fin de año, a mi familia por su apoyo, y a todas las personas que con compañerismo y fraternidad me acompañaron durante este recorrido.
Son muchos los amigos adentro y afuera del diario que estos años me han dejado. A todos, para no dejar a nadie por fuera, que han tomado de su valioso tiempo para escribirme, concordando o bien discrepando por algún artículo, columna o análisis que he publicado, ¡muchas gracias!
Desde este espacio, que por varios años denominé “Entre cielo y tierra”, he encontrado la dicha de compartir puntos de vista, preocupaciones, ideas y reflexiones sobre nuestro país y el mundo en que vivimos.
A don Fred y doña Rosemary les agradezco su amistad; de igual forma a Flor, Maribel, Carmen, Juan, Gerardina, Fabián, Walter, Abel, Dinia, Tano, Machaco, Rodolfo, Charlie, Rogelio, Marco, Susy, Anabelle, Kattia, Alfredo, Johanna, Esteban, Melissa, Johnny, Alex, necesitaría una columna más para continuar… pero sin olvidar a quienes también ya no están con nosotros, don Levi, Franklin, don Carlos, Wilmer… Mil gracias.

Luis Alberto Muñoz Madriz
@luisalberto_cr