Enero calentará la política ¿cómo?
Enviar

Probablemente habrá partidos políticos que continúen sus campañas en los medios con ideas y propuestas y tal vez otros utilicen las tradicionales estrategias que podrían llenar el ambiente de publicidad para “vender” a un candidato como si de un producto comercial se tratara


Enero calentará la política ¿cómo?

Alejarse por un rato del tema de las elecciones y disfrutar de los días navideños y de fin de año quizás dé el respiro necesario a los costarricenses para reflexionar en todo lo que han dicho —o no dicho— los candidatos y tomar una decisión de voto.
Desde luego, no será así para los partidos políticos que seguramente mantendrán el paso a buen ritmo para entrar con bríos a la recta final que los llevará con mayor o menor éxito a la meta de las urnas electorales en febrero.


Algunos ciudadanos que, por interés personal, de grupo, o por convicción ya tienen claro por quién votarán, se olvidarán quizás un poco de la política y sus actores y dedicarán este tiempo a viajar al exterior, o tomar vacaciones en el país, aprovechando los días libres de que dispongan para un mayor disfrute con la familia y con amigos.
Pero para aquellos que aún no están decididos por un candidato o que aún piensan en no votar, la pausa podría significar tiempo para analizar lo que hasta ahora se pueda sacar en claro de la oferta programática de los partidos.
Es buen tiempo para pensar, luego de una variedad de debates en algunos medios de comunicación, en los que la mayoría de los que aspiran a asumir el poder político, aprovecharon para promocionar gratuitamente sus ideas y propuestas.
Luego del descanso, volverá a calentar la política electoral. Probablemente habrá quienes continúen sus campañas en los medios con ideas y propuestas y tal vez otros utilicen las tradicionales estrategias que podrían llenar el ambiente de publicidad para “vender” a un candidato como si de un producto comercial se tratara o acudiendo a frases que solo buscan provocar entusiasmo momentáneo e irreflexivo.
No está claro, sin embargo, si la mayoría de los costarricenses está actualmente predispuesta a dejarse llevar por una publicidad vacía.
Será entonces cuando se ponga de manifiesto quiénes cuentan con estrategas de fondo y experiencia entre sus filas, para seguir proponiendo planes y proyectos concretos, además de tener el apoyo de publicistas.
Esto sin olvidar que además, la mayoría está en deuda aún en cuanto al cómo y con qué recursos pondrían en marcha sus planes en un país endeudado no porque haya invertido demasiado en las necesidades de su población, sino porque ha gobernado desacertadamente y permitido un importante desperdicio de fondos públicos.
 


Ver comentarios