Enviar
Empresa tiene dos años y medio a la espera de la orden de inicio
Encallada construcción de terminal de granos en Caldera

• Trabas burocráticas y desajuste financiero del proyecto impiden arranque de obras

Danny Canales
[email protected]

La construcción de una terminal especializada en la atención de granos en los alrededores del puerto de Caldera, está encallada.
El proyecto debió iniciarse el 18 de octubre de 2006, sin embargo al día de hoy no se ha colocado ni una varilla y durante el lapso transcurrido, el costo del muelle llegó a encarecerse en $28 millones.
El atraso condena a los usuarios del puerto de Caldera a pagar de más por recibir o enviar su mercancía ya que deben esperar horas y a veces hasta días para desembarcar los buques graneleros para mover su carga. Por ese puerto ingresa el 70% de los granos que se consumen en el país.
Si la construcción de la terminal de granos hubiera empezado en la fecha prevista, las obras deberían concluir en octubre de este año.
Al principio lo que varó el proyecto fue un reclamo constitucional planteado por la Asociación Nacional de Empleados Públicos y la demora de los estudios de impacto ambiental.
La Sala Constitucional, sin embargo, avaló la construcción desde noviembre de 2007 y en julio de 2008 se obtuvo el permiso ambiental pero ahora un reclamo financiero tiene atascado el proyecto.
El reclamo fue planteado por la Sociedad Portuaria Granelera de Caldera, empresa adjudicataria de la construcción, la cual reclama un ajuste en los costos del proyecto por el aumento de los precios de los materiales durante el tiempo que se demoró el inicio de las obras.
Un estudio elaborado por la firma holandesa Royal Haskoning, contratado por la Sociedad Portuaria, señaló que construir la terminal granelera con las especificaciones originales cuesta ahora $28 millones más.
La oferta de la empresa, realizada en 2001, valoró el proyecto en $22 millones y el estudio de la consultora holandesa elaborado el año pasado concluyó que ahora se requieren $50 millones.
El Instituto Costarricense de Puertos del Pacífico (Incop) es la entidad que debe resolver el reclamo financiero, por ser la autoridad del puerto de Caldera.
No obstante, a pesar de que desde agosto del año pasado Urías Ugalde, presidente ejecutivo de Incop, afirmó que “en 22 días o un mes darían una respuesta” sobre el monto de más que reconocerían, a la fecha el tema no se ha resuelto.
LA REPUBLICA intentó comunicarse ayer con Ugalde para conocer las razones que han impedido al Incop resolver el tema, pero en su oficina se nos dijo en la mañana que estaba en una reunión y en la tarde no respondieron el teléfono.
El instituto portuario debe no solo decidir si reconoce el aumento resuelto por Royal Haskoning, sino también la forma en que recuperará la empresa concesionaria esa inversión adicional.


Ver comentarios