Logo La República

Domingo, 9 de diciembre de 2018



GLOBAL


En Yemen las protestas continúan tras acuerdo firmado

Redacción La República [email protected] | Viernes 25 noviembre, 2011



En Yemen las protestas continúan tras acuerdo firmado

El presidente yemení, Alí Abdalá Saleh, condenó las acciones de violencia registradas ayer en Saná porque "tienen como objetivo encender la chispa de la guerra cada vez que se divisa un rayo de esperanza para lograr la paz", en alusión a la firma ayer de un acuerdo que estipula su salida del poder.
Saleh, que se encuentra en Riad y cuyas declaraciones fueron difundidas por la agencia yemení Saba, se refería al ataque de grupos armados de supuestos partidarios suyos contra una multitudinaria protesta de opositores que se saldó con al menos cinco muertos.
"Hay elementos que no desean la seguridad, la estabilidad y la paz en Yemen y que trabajan por encender la chispa de la guerra y generar el caos cada vez que se divisa un rayo de esperanza para lograr la paz en el país", subrayó.
El presidente yemení expresó su pesadumbre por la continuación de la violencia y sus deseos de que no se repitan estas acciones que "tienen como objetivo a inocentes e intentan desestabilizar el país".
Saleh ordenó al ministerio del Interior abrir "una investigación inmediata y total para presentar a los culpables de los crímenes ante la justicia, sean del bando que sean".
El ataque de sus supuestos partidarios, que abrieron fuego contra manifestantes que pedían que el presidente fuera juzgado por sus delitos, dejó cinco víctimas mortales y más de 40 heridos, entre ellos seis de bala, según dijeron fuentes médicas a Efe.
Por último, Saleh pidió a todo el pueblo yemení y en especial a las formaciones políticas afrontar "su responsabilidad patriótica para propiciar un ambiente adecuado que saque al país de los efectos de la crisis", que arrastran desde hace diez meses.
Pese a que el miércoles el gobernante firmó en Riad la iniciativa del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) que estipula un traspaso del poder al actual vicepresidente, Abdo Rabu Mansur Hadi, en el plazo de 30 días, la crisis en Yemen no parece resolverse.
El plan del CCG también establece la celebración de elecciones presidenciales en tres meses y otorga garantías de inmunidad a Saleh y a sus colaboradores, una cláusula rechazada por los opositores, que tanto el miércoles como ayer han salido a protestar por este motivo.
Yemen, el país más pobre de la península Arábiga, vive una situación de crisis y de revuelta popular contra el régimen de Saleh, quien ha presidido el país desde la unificación entre el norte y el sur en 1990, aunque desde 1978 era el gobernante de Yemen del Norte.

Saná/ EFE