Logo La República

Martes, 18 de diciembre de 2018



NACIONALES


En sus marcas, listos... China

Redacción La República [email protected] | Lunes 19 enero, 2009



Delegación asiática que negociará TLC entre ambas naciones arribó este domingo
En sus marcas, listos… China

• Hoy dará inicio la discusión de las seis áreas temáticas del acuerdo comercial

Ernesto José Villalobos
[email protected]

El cronómetro por fin llegó a cero. La hora para el inicio de las negociaciones de un Tratado de Libre Comercio (TLC) con China está marcada para las 8 de esta mañana y las diferencias que existen entre diversos sectores sobre la conveniencia del acuerdo, deberán ponerse sobre la mesa de discusiones.
Apegados a la eficiencia que los caracteriza, el gobierno de la República Popular de China delegará en 20 de sus funcionarios la negociación del acuerdo de apertura comercial.
Por parte de Costa Rica, serán 70 los funcionarios que conforman el equipo negociador, encabezados por figuras que fueron protagonistas cuando se negoció y aprobó el tratado con los Estados Unidos y República Dominicana (Cafta).
Desde inicios del año pasado Costa Rica dejó ver su interés en derribar los linderos existentes en la relación comercial con China; justo antes de terminar 2008, la propuesta se confirmó durante la visita al país del presidente Hu Jintao.
Serán seis las rondas de negociación que tendrán lugar de manera alterna en suelo nacional y asiático. De la misma forma, seis serán las áreas temáticas en las cuales se centrarán los negociadores.
Los temas versarán sobre acceso a mercados y defensa comercial, reglas de origen y procedimientos aduaneros, medidas sanitarias y fitosanitarias, servicios e inversión, solución de controversias, propiedad intelectual y otros temas.
China cerró el año pasado con expectativas de crecimiento económico de casi un 12%, con respecto a 2007, mientras que las proyecciones de Costa Rica, apenas sobrepasaron los tres puntos porcentuales.
Entre los objetivos nacionales para la negociación resaltan el incrementar la cifra de 220 empresas que exportan actualmente a ese mercado, así como posicionarse estratégicamente en el continente asiático.
Parte de las compañías que conforman el sector productivo nacional han mostrado una marcada reticencia a que se concrete el acuerdo comercial.
“Hemos dicho y sostendremos hasta que no sean aportadas pruebas de lo contrario, que abrir nuestra economía a una potencia como China es muy riesgoso. No hay razones para pensar que la balanza comercial se mantendrá inclinada a nuestro favor, si se desprotege al sector productivo”, dijo Juan María González, presidente de la Cámara de Industrias de Costa Rica (CICR).
Saliendo al paso de tales afirmaciones, quienes tendrán a su cargo el proceso de negociación del tratado aseguran que contrario al momento en que se anunció el interés del país para firmar con China, las oposiciones han bajado de tono.
“Procesos como el que está por iniciar generan mucha expectativa en todos los sectores; eso lo sabemos y precisamente por lo que eso significa es que vamos a dirigir la negociación en la forma que mejor convenga a todos”, resaltó Fernando Ocampo, jefe negociador de ambos tratados.
El intercambio con China ha crecido en los últimos años con cifras favorables para Costa Rica en 2007 de $850 millones —en exportaciones— frente a $760 millones en importaciones.
Desde la perspectiva promocional, lo esperado del TLC con la tercera economía mundial es en definitiva muy halagüeño.
“No solo estamos en condiciones de beneficiarnos de una población joven, con un poder adquisitivo alto y que ha desarrollado un gusto muy refinado, sino que la oportunidad que representa la firma de un TLC con China en términos de atracción de capitales, es muy alta. Sin duda seremos una buena opción para aquellos empresarios chinos o de otras latitudes, que quieran proyectarse hacia China o bien países que no tienen un tratado con esa potencia”, confirmó Emmanuel Hess, gerente general de la Promotora de Comercio Exterior (Procomer).
La Oficina de Promoción Comercial que Procomer inauguró en Pekín, en 2008, dirigirá su gestión hacia la consecución de los objetivos que vayan siendo definidos en el proceso de negociación.
De momento los funcionarios destacados en esa dependencia han iniciado labores en términos de promoción de los más de 1.500 productos que conforman la oferta exportable costarricense.
Este lunes, la Promotora llevará a cabo un seminario cuyo objetivo principal es facilitar la comprensión de los canales existentes de resolución de controversias, con proveedores o compradores chinos.
A diferencia del bloque monolítico en que se convirtieron frente a Cafta, los empresarios nacionales han dejado ver fisuras cuando se habla de abrir las puertas al comercio con China, lo cual también ha contagiado las negociaciones del acuerdo de asociación con Europa. Incluso antes del anuncio oficial de las gestiones para iniciar el diálogo, los industriales costarricenses señalaban lo inapropiado de firmar un TLC con China.
Especialmente resalta la gran incógnita que constituye China para el mundo, lo que a juicio de algunos sectores representa dudas de las ventajas que pueda obtener Costa Rica. Empero, la decisión de negociar con China está echada, pues forma parte del paso marcado por la actual administración de promover el acercamiento comercial mediante la firma de al menos dos tratados comerciales más antes de que concluya 2010.