Enviar
En playa manda Brasil

Tercera corona consecutiva para los amos de la arena

Cristian Williams
[email protected]

La selección brasileña de fútbol playa se alzó por tercer año consecutivo campeón del Mundial al derrotar 5-3 a Italia en 'Marsella 2008'.
Ni el cambio de continente - los anteriores dos triunfos del cuadro brasileño se produjeron sobre la arena de las playas de Río de Jaibero-, acabó con el dominio de Brasil, que tuvo una final más plác
ida de lo esperada.
Bruno y Sidney anotaron sendos dobletes y André también vio puerta con una Seleção que ofreció un desenlace apasionante al memorable torneo vivido en la playa del Prado.
Aunque Brasil saltó a la arena como favorita, la primera ocasión del choque correspondió a Italia. Massimiliano Esposito recibió la pelota de espaldas a la pared y se giró para enganchar una tijereta, pero el tiro se marchó por encima del larguero.
Los sudamericanos no tardaron en encontrar su inimitable ritmo y como tantas veces en este certamen, Benjamín fue el motor del ataque de los suyos. La resistencia de los europeos se vino abajo justo antes de que se cumpliesen los nueve minutos de juego. Buru envió un pase suave y preciso al que no llegó el zaguero italiano Michele Leghissa, aunque sí el brasileño Bruno, quien controló con el pecho y batió a Stefano Spada haciendo gala de una gran sangre fría.
Bruno conseguiría la segunda diana brasileña en el minuto 14, cuando atrapó un balón suelto y lo introdujo por la escuadra de un cañonazo. Sidney firmó luego el 3-0, antes de que Júnior Negao estrellase contra el larguero un exquisito tiro bombeado cerca del final del periodo.
Pese a todo, aún quedaría tiempo para ver el mejor gol del partido antes de que sonase el silbato del árbitro. Benjamín condujo el balón de un extremo del campo al otro con varios toques y cedió para Buru, quien a su vez asistió a Sidney, que no tuvo más que rematar de cabeza.
André hizo el 5-0 en el minuto 28, si bien el último tercio fue de Italia. Los goles de Paolo Palmacci, Roberto Pasquali y Diego Maradona júnior supusieron un meritorio consuelo ante la potencia dominante del circuito de beach soccer, Brasil, que se coronó una vez más rey de este deporte.
El tercer puesto fue para Portugal, que en el partido previo se impuso 5-4 a España.


Ver comentarios