Logo La República

Jueves, 19 de septiembre de 2019



NOTA DE TANO


En los tiros libres la barrera favorece al lanzador

Gaetano Pandolfo [email protected] | Jueves 11 abril, 2019

Mauricio Vargas solo podía ver las espaldas de sus compañeros

Quiero revivir un tema que es recurrente en mis notas: ¿qué hubiera sucedido en el clásico, si Alajuelense no forma barrera a la hora de que Marvin Angulo va a cobrar el tiro libre?

Escribí de este tema hace 15 días y me lo recordó una nota que publicó recientemente Teletica Deportes cuando Grecia, con Walter Centeno como técnico, enfrentaba a Alajuelense. El Pate como jugador tenía a Alajuelense como una de sus presas preferidas.

Recordó Teletica:

Uno de sus goles más recordados en clásicos fue el 22 de febrero de 2004.
El partido iba 1-1 con goles de Froylán Ledezma y Álvaro Saborío. Ya no había tiempo para más o, al menos, eso parecía. El reloj corría. Alajuelense atacaba en el área morada, pero surgió Try Benneth para cortar y gestar un contragolpe letal. El defensor sirvió el balón a Wilson Muñoz, quien recibió una falta de Cristian Montero en los linderos del área rojinegra. Los nervios estaban de punta en la Cueva. Todo era expectativa y no podía ser ningún otro que Walter Centeno quien tomara la pelota con la seguridad que siempre le caracteriza. Mirada a la barrera, mide distancia, coloca el balón en el césped.
Ya en tiempo de reposición, prácticamente en la última jugada del partido, el Paté recibió la orden de Walter Quesada y con un toque sutil y una comba exquisita dejó sin reacción al portero Ricardo González. Gol, triunfo y euforia en el Ricardo Saprissa, para un 2-1 definitivo.
En esa temporada, el Saprissa se coronó campeón nacional.

El sábado, el escenario fue casi idéntico, solo que es Henry Figueroa el que comete falta a Johan Venegas y no lanza el tiro libre Centeno, sino Angulo.

Mi posición, acertada o errada, es que la barrera le quita visibilidad al portero, que se queda en tinieblas. En este caso, Mauricio Vargas tapa el palo largo y le deja a la barrera el palo corto. El no ve nada.

Si la Liga no forma barrera, la presión recae íntegra sobre el tirador. Don Marvin estaría cobrando como un penal, pero desde distancia más larga. Lógicamente, si no se forma barrera, se arma el molote acostumbrado de jugadores en el área manuda, lo que convierte la acción en un tiro de esquina desde otro ángulo.

Sostengo que la barrera favorece al que lanza y perjudica al portero que defiende. Y como dijeron los mismos jugadores manudos: les faltó malicia indígena para sostener el golcito que habían metido minutos atrás.

[email protected]







© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.