Logo La República

Martes, 27 de febrero de 2024



FORO DE LECTORES


En generación solar, las distribuidoras eléctricas, ni pican leña, ni prestan el hacha, limitándonos el derecho a la vida

Ricardo Trujillo gerencia@fibrotel.cr | Miércoles 20 diciembre, 2023


RT


Ricardo Trujillo Molina MScEE

gerencia@fibrotel.cr

Es realmente incomprensible que las empresas distribuidoras eléctricas no entiendan del sumo beneficio que para ellos representa la generación solar distribuida. Y peor aún, que nos limiten el derecho a la vida, cobrándonos excesivamente por el uso de la energía solar gratis que hemos recibido del sol toda la eternidad y lo seguiremos haciendo por millones de años más. Recordemos que de la energía del sol dependen nuestras vidas. Tal parece que se han convertido en empresas monopólicas de cobradores de servicios y ya no son empresas prestadoras de servicios con ingeniería eléctrica de la mano.

Comprar o producir energía eléctrica en las horas del mas alto costo marginal, que son todos los mediodías y los meses secos del verano, al menor costo posible entre todas las tecnologías disponibles, es un negociazo superlativo. Comprar excedentes de energía eléctrica de sus abonados a 4 centavos de dólar por kilovatio hora en vez de comprársela al ICE a 8 centavos de dólar representa un 100% de ahorro desde cualquier punto de vista.

La energía que le compran a sus abonados adicionalmente no paga el peaje de transporte en redes de alta tensión, ni suman costos en la red de distribución, un monto que en suma bien podría llegar a los dos centavos de dólar adicionales de ahorro.

Adicionalmente, un kilovatio hora adquirido de los abonados, se utiliza para ser vendido a los abonados del mismo vecindario, y a horas del mediodía, disminuyen las altas corrientes que salen de la subestación y de los transformadores de distribución, precisamente cuando el calor del mediodía mas los afecta, y cuando se dan muchas de las sobrecargas y quema de fusibles que dejan sin servicio a todo un sector.

Es realmente inconcebible que las empresas distribuidoras con la excepción de Coopeguanacaste, no hayan invertido ni construido a esta fecha sus propias plantas de generación solar fotovoltaica para reducir los costos de generación de la energía que le pagan al ICE a tarifa de distribuidor. Pero mas incomprensible es que no habiendo invertido ni un cinco, le pongan obstáculos a la compra de excedentes de energía que le generan sus abonados.

Siempre se lo he explicado a mis clientes, hoy día las empresas de distribución eléctrica se niegan prácticamente a recibir la energía excedente de sus abonados, pero el día de mañana tocaran a sus puertas en búsqueda de esos excedentes de bajo costo producidos a cero costos de inversión.

¿A que se debe esa obstinación, rechazo, o indiferencia a la compra de excedentes energéticos? Es difícil atreverse a responder a esa pregunta, podría ser que el monopolio los obnubilo, los enseñoreó, los enloqueció y ahora defienden la facturación como un negocio personal, como ha sido el caso de la ESPH, en la que don Allan Benavides ha sido el mas ferviente enemigo de la generación solar. Podría ser que le temen a la misma pues creen que echará por tierra su negocio. Podría ser que es nada más que una simple estupidez y torpeza sin asidero técnico. En fin, podría ser que todavía viven en el siglo 19, y no se han percatado de que todo monopolio en el planeta tiene sus días contados. Mientras el mundo camina irremediablemente hacia la generación solar fotovoltaica, aquí nosotros en Costa Rica, seguimos a merced de una mafia que se considera dueña de los medios de generación eléctrica de alto costo y que temen entrar en bancarrota con la perdida de empleos o prebendas de las que se han usufructuado por décadas.

Conclusiones

1) La energía del sol es la que nos mantiene como seres vivos en este planeta y ha sido siempre gratis. Ponerle un impuesto o limitaciones o regulaciones o trabas a su usufructo en nuestro territorio nacional es totalmente anticonstitucional, pues atenta de manera directa con nuestro derecho a vivir .

2) Las distribuidoras eléctricas se beneficiarían de la generación solar distribuida por lo siguiente

Dispondrían de varios megavatios de energía sin invertir un cinco, a cero costos

Podrían comprar esa energía a un precio negociado entre ellas y sus abonados

Reducirían las corrientes y los calentamientos en sus transformadores desde la subastación pasando por toda la red de distribución hasta la acometida del abonado

Dejarían de comprar energía a altos costos marginales a los suplidores monopsonios como son el caso del .ICE, mejorando con ello la ganancia por distribución

Pueden continuar con la expansión de sus redes de distribución sin cambio de conductores








© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.