Enviar
Dedicaron hasta ¢106 mil millones en último año
Empresas gastan más en seguridad

Reducen impacto del hampa, la policía e inversión privada

Para evitar ser víctimas de los antisociales, las empresas gastan cada vez más en seguridad.
Entre 2010 y este año, las compañías han incrementado sus gastos en vigilancia un 18%, hasta alcanzar la astronómica cifra de ¢106 mil millones.
El gasto no ha sido en vano, pues los casos de atraco bajaron para contener las pérdidas por este rubro, aunque los costos de operación aumentaran.
En los últimos 12 meses, un 35% de los comercios ha sido víctima de un asalto, mientras un año antes, esa problemática afectó por lo menos al 42% de las empresas.
De esos asaltos cometidos, las pérdidas se calculan en unos ¢8 mil millones, cifra ligeramente superior a la de hace un año.
Agentes de seguridad, cámaras de vigilancia, sistemas de monitoreo, custodios para la protección de camiones repartidores y otros dispositivos tecnológicos, son parte del arsenal usado por los comerciantes para evitar ser víctimas de la ola criminal.
Por cierto, un 87% de los negocios cuenta con vigilancia las 24 horas del día, mientras que el 6% de su personal se dedica a labores de este tipo.
“El gasto que se hace en este tema es significativo y al final, de una u otra forma, se traslada al consumidor. Por ejemplo, una empresa considerada pequeña, gasta en promedio unos ¢400 mil en seguridad al mes, mientras que una gran compañía, invierte hasta ¢38 millones”, expresó Víctor Ruiz, vicepresidente de la Cámara de Comercio, al presentar un estudio sobre este tema.
La mejoría en el clima de seguridad para las empresas, no solo se ha logrado por el aumento de la inversión privada, sino también por la acción de la policía, reconocen los empresarios.
“Hace un par de años, los camiones de nuestra empresa eran asaltados una vez a la semana, mientras que este año, si acaso hemos sido víctimas de atraco en dos ocasiones. Estamos contentos con el trabajo que ha venido desarrollando la policía”, explicó Marco Cercone, presidente de Lucema.
Para detener el avance del crimen, la Fuerza Pública ha dado un giro a su labor.
Los 14 mil policías, junto a una estrategia de movilización constante para prevenir el crimen, han sido la respuesta de este gobierno al hampa.
Desde el inicio de esta administración, se reportan menos asesinatos, asaltos y delitos contra la propiedad privada, de acuerdo con Mario Zamora, ministro de Seguridad.
“Logramos establecer un cambio en la forma como se utilizaban los recursos policiales, al superar un esquema estático de atención del delito, a uno más móvil. Por ejemplo, si la criminalidad cambia de sector, la policía irá tras de esta y no se quedará en un solo sitio”, explicó Zamora.
Parte del éxito es gracias al análisis de la estadística criminal que les facilita el Organismo de Investigación Judicial, pues de acuerdo con “las zonas calientes” y el movimiento de la criminalidad, así se desplaza la policía.

Esteban Arrieta
[email protected]

Ver comentarios