Enviar
Debido a conflictos sin resolver, telefónicas sugieren retener publicación del cartel anunciada para agosto
Empresas celulares enfrían emoción por apertura
Tarifas para usuarios, interconexión con el ICE y una inversión alta para ingresar son parte de temas pendientes
Si bien ninguna condiciona la participación en el concurso, advierten riesgos de seguir con las fallas actuales


Las compañías de telefonía celular interesadas en operar en el país podrían enfriar el ímpetu inicial que tenían para invertir en el mercado local, ante varios obstáculos que observan en el proceso de apertura.
Incluso, más de una empresa ya sugirió que el cartel de licitación de las tres frecuencias no se dé en agosto, como está pautado, sino hasta que se resuelvan las trabas que se vienen exponiendo desde meses atrás.
Ninguna de las cinco multinacionales que han seguido el proceso se arriesga a afirmar categóricamente que ya no invertirá en el país. Pero la mayoría coincide en el riesgo de participar en el concurso mientras persistan fallos en el camino para licitar las frecuencias para telefonía móvil.
Las inquietudes fueron expuestas ante Marco Vargas, ministro de la Presidencia, la semana anterior, y son del conocimiento de gremios como la Cámara de Infocomunicación y la Cámara Costarricense-Norteamericana de Comercio (Amcham), que median a favor de soluciones.
Costa Rica resulta atractivo para empresas como América Móvil, Cable & Wireless, Digicel, Millicom y Telefónica; pero varios inversionistas se muestran nerviosos ante el entorno que existe.
Uno de los reclamos es que las frecuencias que se van a subastar para que los nuevos operadores puedan interconectar las llamadas son “como una ensalada”.
Esto porque se daría en concesión una frecuencia baja (850 MHz), la cual requiere una inversión inferior, dado que las ondas para conectar las llamadas viajan mayor cantidad de kilómetros con menos torres.
En cambio, las otras dos por subastar están en los bloques de 1.800 MHz y 1.900 MHz, y así requerirían unas 1.200 torres por cada concesionario.
Además, los eventuales ganadores de las nuevas frecuencias de telefonía celular deberán negociar con el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) un contrato de interconexión de redes telefónicas. En ese mismo proceso, Amnet ya duró poco más de un año para lograr la interconexión en Internet
Algunas empresas ruegan para que las dificultades señaladas se resuelvan antes de que se publique el cartel, lo cual está previsto para mediados de agosto. Entre tanto, otras consideran posible avanzar con las carencias actuales e ir subsanándolas en el camino.
“Digicel comparte las preocupaciones con respecto a ciertos temas graves que deben ser abordados por las autoridades gubernamentales de Costa Rica antes del comienzo del proceso de licitación por la Sutel”, afirmó Donald Connor, vicepresidente legal y de regulación de Digicel Centro América.
Entre los temas que a su criterio son prioritarios están los permisos para construir las torres, el régimen de interconexión, las frecuencias microondas y cánones regulatorios.
Otra preocupación de algunos operadores es que la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) propone imponer un piso en el precio que se puede cobrar a los usuarios, el cual limitaría la capacidad de la empresa a competir con bajos precios, además impondría costos más altos a los consumidores.
“Habría que analizar bien el cartel para ver que se produzca uno con buenos resultados. Somos optimistas de que se resuelvan estos temas, vemos un avance en la coordinación durante los últimos 15 días, pero hemos desperdiciado año y medio de apertura”, manifestó Román Fallas, presidente de la Cámara de Infocomunicación.
El peligro no confirmado por las empresas es que si en agosto se publica el cartel, y las inquietudes no se han resuelto, puede que desmotive a las empresas, y en lugar de tener cinco concursando en una subasta por tres cupos, incluso que lleguen a sobrar frecuencias.
“Lo importante es que el proceso se dé y que sea exitoso para lograr una experiencia de apertura positiva. Si viene un cartel pero no llegan todas las empresas para maximizar la subasta, no es un objetivo país que nosotros queramos realizar este proceso de cumplir solo por cumplir, sino hacerlo bien”, dijo Carlos Gallegos, coordinador del grupo de telecomunicaciones de Amcham.
A menos de un mes para la anunciada publicación del cartel, Vargas tratará de coordinar entre el Ministerio de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones, Sutel, ICE y municipios para allanar el camino.



Daniel Chacón
[email protected]
Ver comentarios