Empresarios se oponen a financiar gasto con deuda externa
“El Gobierno debe entrarle al gasto público y aprobar una ley de empleo”, aseguró Franco Arturo Pacheco, presidente de la Uccaep. Esteban Monge/La República
Enviar

La recomendación de que el Gobierno financie con más deuda externa sus gastos como sugirió Olivier Castro, presidente del Banco Central, es rechazada ampliamente por el sector privado.

De concretarse, esta medida se generaría una apreciación inducida, la cual pasaría el costo del ajuste al sector productivo, de acuerdo con la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco).

Para este año que recién empieza, el BCCR estima que el déficit fiscal ascenderá a un 5,9% de la producción nacional, superior al 5,1% del PIB que cerró 2016.

La noticia trascendió en la presentación del programa macroeconómico, el cual señala un entorno internacional “favorable” y una estabilidad global, por lo que existiría una ventana de oportunidad para que el país defina e inicie el ajuste en el desbalance fiscal.

De esta forma, en los años venideros se podría estabilizar la deuda pública con respecto al PIB.

“Con las condiciones actuales, el costo de ese ajuste sería relativamente moderado y gradual y con beneficios futuros altos, mientras que se facilitaría el apoyo de organismos internacionales como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo y, por ende, el acceso al financiamiento externo para proyectos de inversión. Hacienda debe buscar alternativas en el mercado internacional”, dijo Castro.

Las medidas, de acuerdo con el presidente del BCCR, permitirían frenar el deterioro de las finanzas públicas y se convertiría en una medida alternativa en caso de que el Congreso no apruebe los nuevos impuestos de IVA y cambios a la renta.

Para el sector productivo, el déficit fiscal debe resolverse conteniendo el gasto y aprobando reformas complejas como la Ley de Empleo Público, que limitaría los pluses de los burócratas y bajaría de 20 años a ocho años el tope máximo de cesantía.

“Insistimos en que la administración Solís debe aprovechar el acuerdo y la disposición de un importante grupo de diputados, quienes con un alto grado de patriotismo y dejando de lado sus intereses políticos, están promoviendo la tramitación de proyectos de ley que permiten poner orden a las grandes desproporciones que existen en materia de salarios y beneficios en el sector público”, mencionó Franco Arturo Pacheco, presidente de la Uccaep.

La posibilidad de endeudarse afuera debe analizarse con mucho cuidado y supervisión, además de evitar que el dinero se use para financiar gasto corriente, debido a que la medida de urgencia no serviría para resolver el problema de fondo en las finanzas públicas, de acuerdo con Luis Diego Herrera, analista del Grupo Financiero Acobo.

Por otra parte, pretender tapar el hueco fiscal con financiamiento interno o externo, tendría efectos negativos, ya que se corre el riesgo de presionar un incremento en las tasas de interés, mientras que el sector productivo se contraería y con ello, habría menos empleo, advirtió Francisco Gamboa, director ejecutivo de la Cámara de Industrias.

“Y si se financia externamente, el ingreso de dólares presiona a la baja el tipo de cambio y eso impacta la capacidad de las empresas de competir en el mercado internacional y a lo interno de competir con producto importado”, agregó el empresario.

La medida que sugiere el BCCR se debe a la complicación en la Asamblea Legislativa para aprobar nuevos impuestos.

El Gobierno difícilmente podría amarrar los 38 votos que requiere en Cuesta de Moras, para validar el IVA y los cambios a la renta, ya que partidos como Liberación Nacional y el Partido Unidad Social Cristiana se oponen a nuevos tributos, hasta que el Gobierno no contenga el gasto y apruebe varias reglas fiscales.

Asimismo, esos partidos exigen la aprobación de la Ley de Empleo Público, que podría ser el detonante de una gran manifestación social en vísperas de un año electoral.

En ese sentido, conforme avancen los meses será cada vez más difícil aprobar los nuevos gravámenes que requiere el Poder Ejecutivo para financiar sus gastos operativos.

“Para nadie es un secreto que conforme pasen los meses, será cada vez más difícil para el Gobierno aprobar nuevos impuestos e incluso la Ley de Empleo Público. Yo me atrevería a decir que si no se hace nada entre enero y mayo, ya será prácticamente imposible aprobar alguna ley de ese tipo”, dijo Sandra Piszk, legisladora por el Partido Liberación Nacional.

En estos momentos, en la Asamblea Legislativa hay al menos una docena de precandidatos presidenciales, incluidos dos aspirantes en la agrupación verdiblanca, uno en el PUSC y dos en el Movimiento Libertario, además de varios pretendientes minoritarios.

Otro tema que preocupa al sector productivo, es el anuncio de las autoridades monetarias sobre la dolarización financiera y la pretensión de imponer más controles a la moneda extranjera.
“El planteamiento del Central imposibilitaría a los intermediarios para que no puedan manejar libremente sus políticas de cobertura de riesgo cambiario”, aseguró Laura Bonilla, presidenta de Cadexco.
Entre los cambios se incluye una mayor restricción al comportamiento de los intermediarios cambiarios, en particular a los bancos, esto justificado por el argumento de que el mercado cambiario se presta para manipulación y ventajas para algunos.
De esta forma se limita la actividad privada fundamentando que en ciertas situaciones algunos intermediarios pueden comportarse inadecuadamente y de alguna forma se coadministran las tareas de los bancos como es decidir su posición cambiaria.
Es casi como indicarles a los bancos a quién se le puede prestar, tal y como sucedía en la época de los tipos de cartera, que ya han sido superados.

 


Amenaza


No disminuir el déficit fiscal afectará la estabilidad económica del país a mediano plazo, por lo que el sector privado pide acciones para controlar el gasto público


Helio Fallas
Ministro
Hacienda
El temor es que las calificadoras de riesgo nos pasen la factura y el país sea menos atractivo para recibir inversión y pedir préstamos, como ya lo han venido adelantando ante la falta de acciones tributarias.

Pedro Aguilar
Analista económico
Aldesa Valores
El déficit fiscal es sin duda uno de los elementos de mayor riesgo para la economía.
El Banco Central ha repetido que un nivel de deuda del Gobierno que supere el 48% hace poco creíble que en algún momento se puedan aprobar reformas fiscales.


Hacia arriba


Se pronostica un alza en el déficit financiero del Gobierno central para este año, lo cual pone en peligro la economía (cifras en porcentaje).

Año   Déficit
2018 -6,0
2017 -5,9
2016 -5,1
Fuente Banco Central


Ver comentarios