Enviar
Firma Alce Nero & Mielizia ofrece colocar los alimentos en el exterior
Empresa italiana abre mercados a orgánicos nacionales
Por medio de alianzas, cooperativas locales intentarán sacar provecho del TLC con Estados Unidos

Rommel Tellez
[email protected]

Los pequeños productores de alimentos orgánicos contarán a partir de hoy con una nueva alternativa para vender sus bienes en el mercado internacional: la empresa italiana Alce Nero.
Esta, a diferencia de otras firmas de capital, es una empresa que compra solamente a las organizaciones basadas en la gestión cooperativa, por lo que asegura que sus agremiados tendrán participación real en los procesos de comercio, además de contar con un pago justo de acuerdo con la calidad de lo producido.
Como parte de su estrategia de negocios, la compañía se enfocará en el mercado de Estados Unidos, por lo cual tratará de sacar provecho de las herramientas comerciales que posee el país como firmante del tratado de libre comercio con esa nación.
“Nuestros proveedores y accionistas son los campesinos mismos, esto genera un comercio justo con una remuneración justa. Esto genera más allá de un valor intangible dentro de la cadena de producción, pues usualmente los agricultores terminan siendo la parte más vulnerable del mercado”, manifestó Massimo Monti, gerente general de la firma italiana.
Actualmente, esta compañía procesa cacao, mieles, jugos y otros productos desde hace 25 años y afirma ser la primera marca orgánica que comenzó a operar en Italia. Su objetivo es ofrecer artículos orgánicos de alta calidad por la vía más directa del productor al consumidor.
El establecimiento de la firma en el país se dio por intermediación de Cooperativas Sin Fronteras (CSF), una organización que agrupa también a pequeños productores orgánicos.
“CSF reúne a distintas entidades en el país y nos consideramos la contraparte latinoamericana de Alce Nero. La idea es que este grupo italiano nos asesore en el mejoramiento de productos y certifique nuestras condiciones de trabajo”, explicó Hugo Valdés, representante de CSF.
De acuerdo con CSF, cada vez se vuelve más común que los consumidores exijan saber no solo las características del producto que compran, sino además el contexto social en el que se produce, por lo que la llegada de este tipo de empresas viene a atender un nicho de mercado.
“La tendencia es vender el producto y lo que está detrás, en nuestro caso, un comercio que es justo con los agricultores”, concluyó Valdés.
El grupo presentará hoy a las 9 a.m. una exposición de productos orgánicos y de comercio justo, en el Hotel Radisson. La entrada es libre.
Ver comentarios