Logo La República

Miércoles, 12 de diciembre de 2018



PÁGINA 2


Emprendedor indígena crea máscaras como imán para turistas

Raquel Rodríguez [email protected] | Lunes 20 junio, 2016

“Nunca imaginé que mis máscaras fueran a tener éxito, esto ha sido impresionante, es un trabajo de toda una comunidad; ahora se vende más este tipo de productos”, dijo Santos Lázaro, propietario de Artesanías Boruca. Gerson Vargas/ La República


Luego de dejar de trabajar como peón en las bananeras, Santos Lázaro aprovechó sus raíces borucas para crear su propia empresa, que se dedica a crear máscaras.
Estos productos llegan a muchas partes del mundo gracias a las tiendas de Grupo Britt ubicadas en los aeropuertos nacionales y en varios hoteles de la Zona Sur.
Sus instintos artísticos lo llevaron a producir las pintorescas máscaras que lo ayudan a representar la autenticidad local de la zona.
La idea salió luego de quedar desempleado y de reunirse con varios habitantes de la zona, cuando vieron que los productos autóctonos eran un imán para los extranjeros y una posibilidad de subsistencia para ellos.
Luego de vender en el Hotel Lapa Ríos, en Puerto Jiménez, salió la oportunidad de tener presencia en las tiendas Britt en los dos aeropuertos internacionales y en otros cinco hoteles del país.
“Hace unos 20 años tuve que salir de mi comunidad porque no había fuentes de empleo; ahora las artesanías han logrado que muchas familias vivan de esto”, dijo Lázaro.
Ahora la compañía de artesanías da empleo a más de diez personas, algunas de ellas estudiantes y amas de casa.
“Yo nunca imaginé que mis máscaras fueran a tener éxito, todo esto ha sido impresionante, es un trabajo de toda una comunidad, ahora se vende más este tipo de productos”, dijo Lázaro.
Cada máscara es única, ya que todas son hechas a mano y conllevan un trabajo de dos días en promedio.
La madera ellos la lijan y la amoldan a lo que buscan de cada artículo.
Lázaro y su equipo tienen diez años de desarrollar la empresa y esperan llegar a exportar en los próximos años.
Gracias al impulso de Lázaro, su hermana también inició su propia línea de souvenirs, en la que vende bolsos y carteras tejidos con algodón, que saca de la planta un grupo de mujeres.
Lázaro participó en la feria Nuestra Esencia, que culminó ayer domingo en el Museo de los Niños y reunió a pequeñas y medianas empresas
La actividad sirvió a este tipo de iniciativas para mostrar sus productos al público y ampliar sus negocios con potenciales compradores.