Enviar
Trabajadoras crecieron un 50% en cinco años
Empleo femenino más dinámico

Más mujeres ocupan puestos de dirección en empresas
Las mujeres que recién comienzan su vida laboral tendrán más posibilidad de encontrar trabajo que un hombre.
Solo en los últimos cinco años la cantidad de trabajadoras creció en un 50%, como muestran los datos de empleo de la Caja Costarricense de Seguro Social.
Una de las características fue que el ritmo ascendente no decayó incluso durante el periodo de la crisis económica mundial. Fenómeno que no ocurrió con la fuerza laboral masculina, que decreció.
El crecimiento de trabajadoras también ha influido en que el número de mujeres en puestos gerenciales sea mayor. Ahora es de un 3%, mientras que hace una década era la mitad.
En el caso de los hombres, un 4% logra llegar a un cargo de dirección, posición que no ha variado en los últimos cuatro años.
Una de las razones del dinamismo de trabajadoras femeninas es su mayor preparación académica. Por ejemplo, por cada hombre con estudio universitario hay 1,26 mujeres.
Las mujeres han recibido una mejor educación que los hombres. Ellas se están convirtiendo en una fuerza económica, explica Susan Clancy, experta en temas de mujer del INCAE.
No es posible que organizaciones sean competitivas sin mujeres en todos los niveles expresando sus ideas y necesidades y desarrollando los productos que este mercado necesita.
Los sectores donde el aporte de las mujeres es mayor son el comercio, las actividades inmobiliarias, la industria de manufactura y la agricultura.
Estas cuatro áreas representan el 45% de las mujeres que trabajan.
En el caso agrícola mucho del empleo es oculto, especialmente al no declararse las actividades primarias de autoconsumo, por eso el aporte podría aumentar, enfatiza un estudio del Instituto Nacional de Mujeres.
Sin embargo, es la industria de intermediación financiera la que presenta un mayor dinamismo en la inserción femenina.
El crecimiento fue del 15,5% el último año; mientras en los hombres un 6%. Actualmente hay 15 mil mujeres empleadas en el sector.
La mayor parte de este empleo está focalizado en la banca. Aunque la previsión es que comience a crecer en seguros a raíz del mayor ingreso de empresas privadas.
La proporción de mujeres en el conjunto financiero es del 40%, aunque varía considerablemente según ramas de actividad y, en el caso de la banca, es del 33,7%.
Otra de las características es que la población femenina que trabaja en el área financiera es más joven. Dado que tres cuartas partes tienen edades entre 25 y 49 años.
La buena noticia es que el 80% de las mujeres del sector son empleadas plenas, o sea que cumplen con el mínimo de jornada laboral de 48 horas a la semana. El nivel de subempleo es muy bajo, muestra un estudio de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe.
El futuro de la industria es bueno porque ofrecen un empleo de calidad para personas con formación superior.
Por otra parte, en el avance del número de mujeres que trabaja influye la tendencia social de que es cada vez más común que en las parejas los dos cónyuges laboren.
Con cambios en las condiciones de trabajo no solo mejorará su nivel económico sino que permite al país aumentar su competitividad.
Los hogares con doble proveedor tienen mayores opciones de alejarse de la pobreza, enfatiza Isabel Román, del Informe de Estado de la Nación.

Oscar Rodríguez
[email protected]
Ver comentarios