Empleo alemán afectado por China
Enviar
Empleo alemán afectado por China

Cuando Thomas Behling volvió a su estado natal de Sajonia-Anhalt en 2006, lo hizo atraído por un empleo en la industria solar y la posibilidad de participar en el auge alemán de la energía renovable. En julio lo despidieron.
El empleador de Behling, Sovello GmbH, produjo su último panel solar el 26 de agosto, enviando a su casa a mil trabajadores luego de que fracasaran varios intentos de encontrar un inversor que salvara a la compañía de siete años de antigüedad. A pocos metros, la compañía Q-Cells SE, en otro tiempo el mayor fabricante de celdas solares del mundo, va a ser adquirida por Hanwha Group de Corea del Sur debido a que el aumento de sus deudas la llevó al borde de la quiebra. Por lo menos doce empresas solares alemanas se presentaron en convocatoria de acreedores en el último año.

La caída de estas empresas, originada por la competencia de precios de China y el recorte de los subsidios alemanes desde abril, obstaculiza los esfuerzos de Sajonia-Anhalt para convertir un parque industrial de 350 hectáreas (1,4 millas cuadradas) cerca de la ciudad de Bitterfeld-Wolfen en el núcleo de energía solar de Europa.
Aun cuando la canciller Angela Merkel cifra sus esperanzas de abandonar la energía nuclear en la derivada del sol y el viento, un exceso de oferta mundial de paneles solares está matando a las firmas recién nacidas.
“Yo creía estar trabajando en una industria con futuro”, dijo Behling, mecánico industrial de 31 años, en una entrevista. “Que ahora todo se haya terminado es muy triste”.
La Unión Europea la semana pasada amenazó con imponer aranceles a los paneles solares provenientes de China, imitando una medida similar de los Estados Unidos, en momentos en que inició una investigación para determinar si los fabricantes chinos están vendiendo por debajo de los costos, práctica conocida como dumping. Pero los aranceles llegarán demasiado tarde para Sovello y muchas firmas alemanas.
Los cierres no se limitan a Sajonia-Anhalt. Robert Bosch GmbH, el mayor fabricante de autopartes del mundo, que invirtió por lo menos 1.500 millones de euros en su división solar, la semana pasada anunció que cerraría una planta ubicada en el estado de Turingia a fin de año. First Solar Inc., de los EE.UU., en abril informó que desactivaría su mayor centro de fabricación de Europa en Brandenburgo, que da empleo a 1.200 personas.
El porcentaje chino de la capacidad mundial de celdas de silicio cristalino aumentó del 26% en 2006 al 66% el año pasado, según Bloomberg New Energy Finance. La cuota de Alemania pasó del 23% hace seis años a un 4%.
Las celdas de base cristalina son el principal componente de la mayoría de los paneles solares.
De los diez mayores fabricantes de celdas solares del mundo con una capacidad de producción combinada de casi 17 gigawatts, ocho estaban instalados principalmente en China y dos en Taiwán el año pasado, según los datos que reunió Bloomberg. JA Solar Holdings Co. Ltd., el mayor fabricante de celdas de Shanghái, llevó su capacidad a más del triple alcanzando los 2,8 gigawatts de 2009 a 2011.

Bloomberg

Ver comentarios