Juan Carlos Barahona

Enviar
Jueves 26 Junio, 2008

Empatando hoy y perdiendo mañana

Juan Carlos Barahona

Hace un par de días muchos costarricenses leímos con atención una noticia que divulgó el Ministro de Educación sobre los resultados de Costa Rica en un estudio Latinoamericano denominado “Segundo Estudio Regional Comparativo y Explicativo”, realizado por el Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de la Calidad de la Educación. En matemáticas de tercer grado, nos cuenta don Leo, solo nos ganó Cuba y empatamos con México, Chile y Uruguay. En lectura nos gana otra vez Cuba y empatamos con Chile.
También el señor Ministro nos previene de los riesgos de la complacencia, y tiene razón. La calidad de la educación está positivamente correlacionada con los ingresos del país. Excepto por Cuba, los países con que empatamos son de ingreso medio, igual que nosotros. Los únicos de ingreso medio que superamos fueron Argentina, Belice, Brasil y Panamá. Ganarles a los de ingreso medio bajo o bajo, es compararse con los de ligas menores, es un autoengaño.
Un país como el nuestro competirá en el siglo XXI, primordialmente, por la capacidad y conocimiento de sus habitantes. No vamos a entrar en la lista de los países de alto ingreso con más agricultura o más manufactura con poco valor agregado. Las variables estratégicas que debemos controlar por lo tanto son la salud de las personas, su educación y la tecnología que permite aumentar dramáticamente la productividad de esas personas sanas y educadas.
Los retos en educación son gigantes. Estamos como dice el Ministro tal vez en uno de los mejores momentos de la educación costarricense, si es que la comparamos con nosotros mismos, con nuestro pasado. El problema es que el mundo cambia a velocidades que a veces no percibimos. Con excepción de Panamá, Costa Rica está en cuanto a matrícula en secundaria por debajo de todos los países de ingreso medio de América Latina. Esta variable dentro del ranking del foro económico mundial nos pone en la posición 82 de una lista de 130 países, mientras que Chile ocupa el lugar 53 y Uruguay el número 13. Agreguemos a estos datos una estadística más: el acceso a Internet en las escuelas. De nuevo, con la excepción esta vez de Argentina, Costa Rica está por debajo de los países de ingreso medio de América Latina. En ese mismo ranking, esta variable nos deja en la posición 74 mientras que Chile, que va a la delantera, está en la posición 39.
Si no hemos perdido el rumbo en el binomio tecnología y educación, por lo menos otros tan ricos como nosotros, parecen estar pedaleando más duro. Claro que no tenemos que estar complacientes con nuestra educación y menos con lo avanzado en materia de uso de Tecnologías de Información en el aula. Lo alcanzado es bueno y ha costado mucho, pero lo que nos falta por avanzar nos debería llenar de preocupación a todos pues parece que llevemos el ritmo adecuado.
El binomio educación tecnología puede constituirse en un círculo virtuoso donde podamos encontrar una interacción creativa que permita dar un salto realmente importante en la calidad y equidad de nuestra educación, pero a eso me referiré en mi próxima columna.