Enviar
Emoción física
El distrés es cuando el estrés se hace patológico



El estrés es uno de los males que más atacan a las personas en la actualidad y justamente por ser tan común no se le da la importancia que merece.
Sin embargo, acumularlo puede llegar a afectar seriamente la salud, ya que se ha asociado a consecuencias más allá de las psicológicas como el mal humor, llanto más frecuente, nerviosismo, disminución en la concentración, hasta llegar a un plano físico.
Se dice que existe el estrés positivo, que es el que mueve a las personas y se da incluso en situaciones agradables, como en una fiesta o un paseo importante.
Pero también está el distrés, que es cuando el estrés se convierte en algo patológico, empieza a generar distintos síntomas en el cuerpo y alteraciones significativas, comentó Alejandra Gómez, psicóloga especialista en modificación de conductas de Enfoque a la Familia.
Entre los síntomas físicos están el dolor de cabeza, las contracturas musculares, dificultad respiratoria, náuseas, diarrea, caída del cabello, incluso la disminución del deseo sexual.
“Algunas veces desviamos la atención del estrés diciendo que adquirimos un virus”, comentó Gómez.
Para diferenciar esos síntomas de un virus real, se debe valorar la frecuencia de estos, si son reiterativos se debe consultar a un médico para que descarte algún otro mal.
“Si se trata de estrés, debe hacer un alto emocional, poner más atención a los eventos estresantes en su vida, así como a los síntomas y saber interpretar esa tensión”, comentó.
Entre las recomendaciones para que usted tenga una vida más tranquila está buscar un contacto más directo con las emociones, esto lo puede hacer poniendo más atención a lo que siente, cuándo lo siente y cómo.
Hacer ejercicio, ponerse metas, establecer límites a los demás y buscar formas de relajarse, como tomarse un baño o hablar con personas que le gratifican, es parte del proceso para que pueda controlarse.
Si la situación se torna intolerable, lo mejor es que visite a un profesional que le ayude.

Melissa González
[email protected]
Ver comentarios