Enviar
Embajada británica asaltada por iraníes

Grupos de estudiantes islámicos asaltaron ayer en tres ocasiones la embajada británica en Teherán, donde arrancaron la bandera británica, saquearon documentación y causaron daños, al término de una manifestación convocada contra el Gobierno de Londres, con el que Teherán ha decidido reducir el nivel de relaciones diplomáticas en represalia a las sanciones que le impone Londres.
Según Fars, los estudiantes retuvieron durante la tarde a seis miembros no identificados del personal de la embajada británica, que fueron liberados por la policía y entregados a un representante del Reino Unido.
El Gobierno británico condenó de inmediato la "inaceptable" entrada de manifestantes en su embajada y sus actos de "vandalismo", y pidió al Ejecutivo iraní que defienda a sus diplomáticos destacados en ese país.
"Nos sentimos ultrajados. Es totalmente inaceptable y lo condenamos", señaló el Foreign Office en Londres.
Por su parte el Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán calificó el comportamiento de los estudiantes en las instalaciones diplomáticas como inaceptable.
La nota señala que los sucesos se han producido "a pesar de los esfuerzos de la Policía (para evitarlos) y el refuerzo de las medidas de protección de la Embajada (del Reino Unido)" y pide que se adopten "las medidas necesarias para acabar con el problema de forma urgente".
El escrito indica el respeto del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán por la legislación internacional y la inmunidad del personal y los recintos diplomáticas: "La República Islámica de Irán recalca su intención de proteger y preservar los recintos y el personal diplomático", dice.
La agencia oficial IRNA indicó que miembros de la policía y estudiantes negociaban dentro del jardín de la embajada el desalojo de la sede diplomática, donde queda un grupo de ocupantes aún quedaba un grupo.
Los ocupantes han asegurado que sólo saldrán si se lo ordena el líder supremo de la República Islámica, el ayatolá Alí Jamaneí.
Estos mismos estudiantes dijeron a la agencia que han sacado "documentación muy importante" de la embajada del Reino Unido y que la han trasladado a un "lugar seguro".
A las 19.30 hora local, la policía había cargado, con gases lacrimógenos y otro material antidisturbios, contra los manifestantes concentrados en la zona de la residencia del embajador y de la embajada británicas.
La Policíamantiene detenidos a manifestantes capturados en las dos instalaciones diplomáticas británicas, donde Fars afirma que han resultado heridas o lesionadas decenas de personas.

Teherán/EFE

Ver comentarios