Juan Carlos Barahona

Enviar
Jueves 26 Febrero, 2009

Elija bien su MBA


Los tiempos de crisis son útiles para refrescar o fortalecer el conocimiento y también para tomar decisiones importantes y muchas veces postergadas. No sé cuánto logrará el presidente Obama de lo que planteó el martes en su alocución al Congreso y al Senado de su nación, pero me gustó mucho escuchar a un líder que, en su análisis y generación de propuestas para la crisis inmediata, no pierde el sentido histórico del momento que vive la humanidad y de las grandes fuerzas que más allá de la crisis financiera están modelando el nuevo escenario en que nos desenvolvemos. Sus propuestas más agresivas apuntan al desarrollo del capital social e intelectual de su país, invirtiendo y reformando educación, salud y entre otras, la plataforma tecnológica de comunicaciones, para ser en 2020 la nación con la proporción más alta de profesionales del planeta.
En el mundo de nuestras organizaciones hay un paralelo. Mucho se habla de la globalización, de la apertura, de los retos de la era del conocimiento, etc. Pues bien, tal vez este sea el momento de empezar a tomar decisiones para prepararnos de verdad para el campo de batalla comercial del siglo XXI.
La globalización, la digitalización y la conectividad son fuerzas que no merman ni van a desaparecer por la crisis y que están cambiando la naturaleza de las empresas y la forma en que estas crean valor. En su último libro sobre estrategia, el Prof. Prahalad de la Universidad de Michigan hace una brillante exposición sobre como el efecto de esas megatendencias crea nuevos modelos de negocios que retan lo que hasta ahora eran prácticas establecidas sobre administración del talento, desarrollo de productos, manufactura, fijación de precios, logística, mercadeo y administración de marcas; sobre cómo conducen a cambios significativos en la infraestructura técnica (tecnologías de información) y cómo son diseñadas y administradas. Y, también, sobre la infraestructura social y con eso se refiere principalmente a los procesos gerenciales y las habilidades y actitudes de los gerentes.
Para formular y ejecutar estrategia los líderes de las empresas en el nuevo entorno competitivo deberán tener un conocimiento profundo sobre procesos de negocios, tecnologías de información y análisis de datos y desarrollar nuevos modelos mentales sobre los esquemas globales de aprovisionamiento, logística y redes (sociales) de comunicación.
Si usted es un empresario, siga el ejemplo de Obama, no es el momento de ahorrar en capacitación. Si no tiene en la organización las habilidades que se requieren contrate la gente que las tiene o desarróllelas en las personas que trabajan en su empresa. Escoja bien sus cuadros de mando y sobre todo prepare bien la sucesión.
Si usted es un trabajador, ponga las barbas en remojo. ¿Cuáles son las habilidades que tiene usted para ofrecerle al mercado en los próximos diez años? Busque maneras de seguir aprendiendo, en la competencia basada en conocimiento, esa la única forma de mantenerse en la parte dinámica de la economía.
Si usted es un joven profesional que busca empleo y no encuentra nada interesante, y le gusta el mundo corporativo, esta es una buena época para buscar un MBA, pero eso sí… haga bien la tarea, investigue entre la amplia oferta que existe y busque el programa que efectivamente le va a dar a usted las habilidades sociales, tecnológicas y analíticas que las empresas exitosas del siglo XXI demandarán. Con eso no solo prosperará, sino que contribuirá al desarrollo de su país.