Logo La República

Miércoles, 12 de diciembre de 2018



FORO DE LECTORES


El turismo y su responsabilidad social

| Sábado 22 agosto, 2009


El turismo y su responsabilidad social

Para la Organización Internacional del Trabajo (OIT), “la responsabilidad social de la empresa es el conjunto de acciones que toman en consideración las compañías para que sus actividades tengan repercusiones positivas sobre la sociedad y que afirmen los principios y valores por los que se rigen, tanto en sus propios métodos y procesos internos, como en su relación con los demás actores”.
La Responsabilidad Social Empresarial (RSE) está gozando a nivel mundial de gran aceptación y el nivel de impacto que tiene sobre nuestras vidas va en aumento. El turismo no es ajeno a este movimiento; es más, si se sabe manejar bien su concepto, puede ser un excelente vehículo para practicar la RSE.
El turismo al ser un servicio y no un producto, nos obliga a disfrutarlo y vivirlo en el lugar que se elabora. Una empresa turística nos da la oportunidad de conocer a quienes hacen posible nuestra estadía en el lugar y hasta podemos contribuir a la mejora de su forma de vida.
Como empresarios turísticos debemos aprovechar esta posición ventajosa y aplicar la RSE con el apoyo de nuestros clientes internos y externos. Un hotel tiene el poder ya sea de corromper y empobrecer, o de educar y enriquecer a la comunidad donde se localiza. Esta responsabilidad nos permite mejorar la vida de nuestros colaboradores, el medio ambiente y nuestros visitantes. Si creamos paquetes turísticos que consideren la RSE y que promuevan una filosofía de intercambio socio-cultural donde yo aprendo de la comunidad que visito y al mismo tiempo contribuyo para mejorarla, estaremos practicando el llamado “capitalismo creativo”.
Este fue popularizado por Bill Gates al mencionarlo en el Foro Mundial de Economía de 2008 en Davos, Suiza. Es una idea que llama a un nuevo concepto de capitalismo que trabaja tanto para generar ganancias como para ayudar a combatir desigualdades económicas y, por qué no, problemas ambientales.
El mejor ejemplo de capitalismo creativo es la campaña “Producto Rojo” creada por el cantante irlandés Bono y apoyada por Gates. Al día de hoy se ha recaudado lo equivalente para dar, durante un año, terapia antirretroviral a un poco más de 825 mil enfermos de sida en Africa.
La responsabilidad social debe ser más que una moda o una meta a cumplir por parte de la alta gerencia. Lo importante a considerar es que los colaboradores de una organización pueden discernir entre si su compañía practica la RSE por compromiso social o por convicción social. Si se logra establecer la segunda, pues se garantiza identidad en la fuerza laboral hacia los proyectos sociales de la empresa. Lo mismo sucede con los clientes, involucrar al turista con la comunidad garantiza un apego al lugar que visita. De esta manera logramos que quieran volver a visitarnos para ver la continuación del proyecto del cual fueron parte. Este cliente satisfecho nos ayudará a promover nuestra empresa entre sus amigos y familiares.
La RSE es una útil y novedosa herramienta para crecer nuestro negocio de la mano con la comunidad y el medio ambiente que compartimos. Lo que se busca es poder encontrar la medida en la que se invite al sector privado a involucrarse en el desarrollo social de su país. La propuesta es apostar por un sistema de libre mercado, capitalista, y con un alto sentido social.

Boris Gordienko Echeverría