El reto de Tiger Woods
Tiger Woods, de 39 años, no comenzaba su temporada jugando en Phoenix desde 2001. ARCHIVO/La República
Enviar

El reto de Tiger Woods

El ex número uno del mundo comienza hoy su temporada 2015, donde ganar un Majors es su anhelo

Con nostalgia muchos le miran, a la espera de que aquellos viejos y muy buenos tiempos regresen.
Eso mismo anhela Tiger Woods, encontrar esa senda que lo llevó a cambiar la visión del golf, que lo llevó a convertirse en uno de los mejores golfistas de la historia, que lo llevó a ganar 14 Grand Slam.
Un número que desde 2008 no cambia, estacionado en el tiempo como esa figura de Woods renco celebrando en el green del hoyo 18 de Torrey Pines en California.

201501282255190.a11.jpg
Así, los almanaques se han ido evaporando, los años ya pesan y Tiger está estancado, perdido entre las lesiones y los escándalos, entre regresos soñadores y oscuros despertares.
Por momentos dio muestras de estar de vuelta y el mundo del golf lo celebró. Recuperó el número uno del mundo y volvió a saborear victorias.
Pero entre sus triunfos siempre se quedó el vacío de que ninguno de ellos correspondía a los llamados Majors. El récord de 18 “Grandes” de Jack Nicklaus todavía respira sin agitarse.
Ahora, ya con 39 años Tiger y ocupando el puesto 47 del ranking mundial, sabe que el tiempo se le está terminando, que en esto del golf la edad últimamente está jugando un papel fundamental. Que los 40 señalan el ocaso de una carrera deportiva.
Ante este panorama encara 2015 y al final el éxito o no se resumirá en si llega a sus quince Majors.
El Abierto de Phoenix que comienza hoy es el arranque de un nuevo año, tras cinco meses inactivo —con la excepción de su participación a mediados de diciembre en el Hero World Challenge— en el que cambió de profesor de swing.
La apuesta de Tiger encierra sus riesgos, porque Chris Como no es un coach convencional del estilo de Butch Harmon, Hank Hankey, sino un consultor que pasó años realizando estudios de biomecánica sobre un sinnúmero de jugadores.
“El drive se ha vuelto más rápido que antes. Le pego más largo de lo que pensaba que iba a poder pegarle de nuevo. Mi velocidad ha vuelto y es muy divertido. Estoy haciendo números de hace 15 años, lo que es genial”, afirmó Woods, antes de comenzar hoy en Phoenix.
Tiger llega al TPC de Scotdale, donde no juega desde 2001, ahí se probará y verá al nivel en que se encuentra, después de un “2014 frustrante” como él mismo lo definió.
La expectación por ver al ex número uno del mundo es máxima y más de 565 mil entradas han sido vendidas para este torneo.
¿Podrá Tiger colarse en el reinado que intenta forjar el actual número uno del mundo, el norirlandés Rory McIlroy? Eso solo el mismo tiempo lo dirá.

 

Dinia Vargas
[email protected]
@dvargasLR

 

Ver comentarios