Enviar

El reto de las empresas familiares

Si compartir con la familia es complejo, trabajar con ella puede serlo más; sin embargo, para muchos es una fórmula exitosa
Crear una empresa requiere mucha perseverancia y habilidades en los negocios. Y cuando se trata de un proyecto familiar, se debe prestar atención a otros factores para el éxito.
Es muy probable que surjan trabas como la dificultad de trabajar en equipo, porque los roles no están claramente asignados, lo cual hace que no exista buena comunicación, comentó Santiago Dodero, director ejecutivo de la Escuela de Negocios ADEN.
“El desafío es que la familia consensúe qué es lo que quiere hacer de la empresa y, luego, lograr que se comprometa. Esta es una de las falencias más graves de las empresas familiares, porque los hijos ingresan sin un plan de carrera, no son conscientes de sus limitaciones ni de su potencial”, agregó Dodero.
En cuanto a los conflictos recomienda afrontar los temas tabúes cuando estos recién se insinúan. Considera que los conflictos que no se resuelven, con el tiempo terminan produciendo un terrible daño a la empresa y a la familia.
Para ello recomienda crear reglas claras, tener objetivos claros, con indicadores de desempeño que sean consensuados y que, con base en ellos, sean evaluados y se sepa conversar constructivamente sobre los resultados.
Por su parte, asegura que el fracaso está en la falta de delegación, de información para tomar decisiones. Mientras que el éxito lo aseguran la buena comunicación, reglas claras, como lo es un código de ética y de comportamiento, y las buenas prácticas de gobierno corporativo de la empresa.

Melissa González
[email protected]
Ver comentarios