Vladimir de la Cruz

Vladimir de la Cruz

Enviar
Miércoles 19 Agosto, 2015

No pierde Miguel Ángel, que tiene su lugar destacado. El que pierde es el presidente Solís, y el país

Pizarrón

El presidente Solís es el que pierde…


El presidente Solís se reunió con los ex presidente Óscar Arias Sánchez, abogado y economista, y Abel Pacheco, siquiatra y escritor, interesado en recabar la experiencia de estos mandatarios con proyectos de reforma tributaria, para atender el grave problema que afronta el país en este campo.
Su agenda incluye reunión con la ex mandataria Laura Chinchilla, politóloga, que al momento de escribir este artículo aún no está agendada.
Es válido que el Presidente se reúna con sus pares para tratar de estos asuntos y otros sensibles a los distintos sectores sociales, políticos y económicos del país, sobre todo si de conseguir consenso y aunar fuerzas se trata. Igual podría hacerlo su ministro de Hacienda, Helio Fallas con su pares, ex ministros de Hacienda de los gobiernos anteriores, con igual propósito que el presidente Solís.
El Presidente se reunirá con el ex presidente José María Figueres en su condición de presidente del Partido Liberación Nacional. Pero ha descartado, un error político y estratégico de su parte, reunirse con los ex mandatarios Rafael Ángel Calderón Fournier, abogado, y Miguel Ángel Rodríguez Echeverría, abogado y economista.
En el gobierno de Rafael Ángel Calderón se impulsó una reforma tributaria, además de que es hoy un organizador y dirigente activo de un nuevo partido político nacional, que debe considerar en el trato. Aun cuando desconozcamos qué alcance tendrá como partido Rafael Ángel es un referente político para distintos sectores y ciudadanos.
El Dr. Miguel Ángel Rodríguez, no está en la política activa, pero es un notable economista. Mantiene dos columnas semanales de opinión, de análisis económico, en dos periódicos. En su gobierno se aprobó, con el mismo ministro de Trabajo de Luis Guillermo, una de las leyes más importantes en materia laboral y social, la Ley de Protección al Trabajador.
Igualmente, en el gobierno de Miguel Ángel se impulsó el Proyecto de Ley de Ordenamiento Fiscal, expediente N°14.664, resultado de un esfuerzo importante de esa administración que reunió ex ministros de Hacienda, por ocho meses, con saldo de un Informe denominado “Agenda de Transformación Fiscal para el desarrollo”.
En este Informe se trataban asuntos relacionados con la Ley de imposición sobre la renta, regulando personas físicas, sociedades y a quienes debían tributar no residentes en el país. Este proyecto de ley procuraba un sistema de renta unitaria justificado en razones de equidad horizontal, vertical y recaudatoria, así como aspectos de renta mundial, sistemas de retención de renta, sistemas de tributación simplificada para actividades empresariales de reducida dimensión, así como diversos regímenes tributarios.
También se trataban aspectos relacionados con el IVA, reformas que debían hacerse al Código Normas y Procedimientos Tributarios y al Código de Comercio y otras leyes y propiciaba, entre otras cosas, la creación de una Agencia Nacional de Administración Tributaria y controlar el crecimiento de la Deuda Pública.
El no reunirse con Miguel Ángel Rodríguez, que sabe de estos asuntos, donde Luis Guillermo busca luces es un error. No pierde Miguel Ángel, que tiene su lugar destacado. El que pierde es el presidente Solís, y el país, si de sumar esfuerzos se trata con personas que saben de esta materia y que también han tratado de resolver el problema.
 

Vladimir de la cruz