El poder de ciertas cosas
El artista Alexander Chaves en su proceso de creación de objetos escultóricos. / Fotos: cortesía de Alexander Chaves
Enviar

A veces nos podemos sentir como  un objeto. En una relación de pareja, por ejemplo, podemos ser un globo y un alambre de púas. Si ambos desean que surja un conflicto este se desatará y producirá un dolor interno, pero si una de las dos personas no desea el conflicto, probablemente podría volver a reinar la armonía.

Esto lo dice Alexander Chaves V. cuando  nos explica porqué se decidió por utilizar objetos para expresarse como escultor que es.

“En mi familia había una juguetería de piezas hechas en madera y por eso desde niño  me sentí rodeado de objetos y empecé a fijarme mucho en ellos y a notar que cambian según el contexto que les rodea.

La historia que se encuentra dentro de cada objeto escultórico expresa diversas cualidades humanas, y son éstas las que me permiten abordar temas sociales, religiosos, económicos, políticos y culturales” dice Chaves.

En efecto, si nosotros hiciéramos el ejercicio de imaginar un paraguas, por ejemplo, éste cambia lo que nos transmite según si se encuentra en manos de una persona que camina bajo la lluvia, si está formando parte de un cuadro o si quedó olvidado en el asiendo de un autobús.

“los objetos  forman parte  de una sociedad y contexto que reacciona con el mismo; tengo la inquietud  de encontrar la sensibilidad del objeto inerte, a través de mi propio trabajo artístico, el cual le imprime otra vida.

Busco también en mí mismo las preguntas y respuestas que me guían para re-construir cada pieza a partir de recuerdos de momentos importantes o de instantes inesperados”, explica Chaves.

Para este artista “nosotros le otorgamos poder a ciertas cosas y nos vemos reflejados en esos objetos”. Y nos explica, con un ejemplo, que si le regalamos un osito de peluche a una niña o a un niño, el acto va seguido de un sentimiento porque quién recibió el regalo puede tomarle mucho cariño al mismo y hasta querer llevarlo a su cama cuando va a dormir. Es decir, que puede de algún modo cambiarlo.

Alexander Sanches es el artista que expone su arte durante todo este mes de setiembre en la Sala de Exposiciones del Instituto Nacional de Aprendizaje (INA).

Por ello, si usted quiere apreciar todos estos objetos a los cuales les ha dado nuevo sentido el arte, puede visitar la muestra que es gratuita y abierta a todo público de lunes a viernes en la sede de la Uruca de esa institución.

Quizás si ve las esculturas de Alexander Chaves, se enamore de alguna y desee llevarla a su casa en donde la misma cambiará al encontrarse en el contexto de su hogar.

Este artista se graduó en el año 2004 en la Universidad Nacional y estudió artes visuales y enseñanza del arte en comunicación visual.

Pero su mirada diferente hacia todas las cosas, pequeñas, simples o complejas, está en el desde muy niño y continuó al punto de llevarlo a crear, a expresar sus emociones y pensamientos por medio del arte.

Las imágenes que cada escultura representa forman nuevos recuerdos, creados por un lenguaje visual particular. Son  imágenes que, en el presente, transportan a un  pasado, y se proyectan a uno o varios futuros transformándolo el objeto pluscuamperfecto.

Tenemos pues, dice el artista, el poder de cambiar. Es nuestra decisión cambiar para bien o para mal.


Carmen Juncos y Ricardo Sossa

Editores jefes y Directores de proyectos

[email protected]
 


Ver comentarios