Enviar
Jueves 4 Noviembre, 2010


El comercio es un mecanismo fundamental para permitir la recuperación económica y la generación de nuevos puestos de trabajo

El papel del comercio

El argumento fuerte que ha manejado la Organización Mundial del Comercio (OMC) desde inicios de la crisis económica internacional, es que el comercio es un mecanismo fundamental para permitir la recuperación económica y la generación de nuevos puestos de trabajo. Este argumentó de igual forma se sostuvo en el foro realizado por OMC a finales de setiembre del presente año, donde Pascal Lamy (director general de la OMC) señaló que en esta fase de recuperación económica es trascendental mantener los mercados abiertos y conservar las corrientes del intercambio que permitan la creación de empleos dignos a nivel mundial.
Sin embargo, a pesar de la reunión realizada por el G-20 a finales de 2008 en Washington, donde argumentaron estar a favor del libre comercio y en contra del proteccionismo, en 2009 el Banco Mundial había señalado en su informe “Trade Protection: Incipient but Worrisome Trends”, que nada había servido el compromiso adquirido por ese grupo a favor del libre comercio, ya que 17 de ellos habían puesto en marcha medidas para salvaguardar sus industrias de la competencia internacional. Este organismo internacional señaló inequívoca la tendencia política que ha provocado la crisis, ya que el pánico ha llevado a tendencias proteccionistas a nivel global.
Ese pánico ha sido muy evidente, debido a las cifras económicas que se mostraron en 2009. En ese año se presentó la peor caída del volumen de exportaciones de mercancías a nivel mundial, fue del -12,2%, ha sido la peor caída desde finales de la II Guerra Mundial. Dado que la crisis se originó en las economías desarrolladas su repercusión fue más fuerte, con una caída del -15,3%, mientras que en las economías en desarrollo fue del -7,8%. De acuerdo con la UNCTAD la caída de la IED por concepto de entradas y salidas fue del -37,1% y el -42,9% respectivamente. Esto contribuyó para que en 2009 el desempleo a nivel mundial alcanzara su nivel más alto, donde cerca de 212 millones de personas se encontraron sin empleos.
A pesar de lo mencionado, para la OMC es vital que los mercados sigan abiertos y no se cometa el mismo error sucedido en la Gran Depresión de la década de 1930, donde al cerrar los flujos comerciales debido a las altas barreas arancelarias la exacerbó y contribuyó a socavar la recuperación. En los últimos datos suministrados por la OMC y la OIT, se vislumbra un panorama alentador dado que el crecimiento del comercio mundial al cierre de este año será del 13,5% y la entrada de IED superará los $1,2 billones.
Sin embargo, en materia laboral se señala que en las economías subdesarrolladas el empleo observado antes de la crisis se recuperará en este mismo año, mientras para los países desarrollados esto no se verá hasta 2015.
Entre los retos más importantes a nivel mundial, en el corto plazo, es evitar el proteccionismo comercial, asegurar una financiación del comercio adecuada y abordable, evitar una caída en la ayuda al comercio resultado de la grave crisis por la que atraviesan las economías de los países donantes y llevar a buen puerto las negociaciones de la Ronda de Doha. Y en el largo plazo encontrar soluciones que creen una economía mundial con capacidad de crecimiento sostenible que promueva unos mejores equilibrios mundiales y sean más beneficiosos para todos. Y no olvidar las amenazas actuales que pueden socavar la recuperación y la generación de empleo que son la guerra de divisas y la disminución de los estímulos fiscales dado el enorme déficit fiscal y la deuda pública.

Michael Contreras Solera
Economista