El papa Francisco: actor clave en las elecciones de Argentina
Enviar

El papa Francisco: actor clave en las elecciones de Argentina


El principal candidato a ser el próximo presidente de Argentina ha prometido crear un ministerio de economía popular para “cumplir el sueño del papa Francisco”.
Su mayor opositor se ha reunido dos veces con Francisco en Roma. La presidenta Cristina Fernández de Kirchner ha visitado al papa seis veces en sus dos años de pontificado.
No sorprende que los políticos argentinos, que enfrentan la primera ronda de elecciones el 25 de octubre, quieran gozar del favor del argentino y católico más influyente del planeta. Más digna de mención es, quizá, la forma en que este papa parece seguir el juego, ofreciendo su imagen y bendición a la causa de la democracia argentina.
“Es el modo que tiene el papa de garantizar un traspaso pacífico del poder”, dijo Jorge Castro, director del Instituto de Planificación Estratégica en Buenos Aires, señalando que las transiciones en Argentina generalmente han traído aparejadas crisis.
Francisco no ha vuelto a su patria desde que asumió el papado en 2013 –pese a visitar a sus vecinos Brasil, Bolivia y Paraguay- ni ha favorecido a ningún candidato, pero ha recibido numerosas visitas de compatriotas argentinos, incluidas algunas con tinte político.
El papa ha reconocido públicamente el riesgo de ser utilizado por causas y figuras políticas.
“Lo tengo que decir, a veces me he sentido usado por la política del país –políticos argentinos que pedían audiencia”, dijo Francisco en una entrevista con Televisa de México en marzo.
Como arzobispo de Buenos Aires, el papa, conocido entonces como José Bergoglio, no rehuía involucrarse en la abrasiva política de Argentina. Criticaba a Fernández y su difunto esposo y predecesor Néstor Kirchner por no atacar la pobreza. En 2010 encabezó protestas contra su propuesta de reconocer legalmente el matrimonio igualitario.

Bloomberg

Ver comentarios