Enviar
El Padrino de Harlem

• Con un elenco magnífico y una impecable puesta en escena, el director Ridley Scott concreta un hito para recordar.

Gánster americano
(American Gangster)
Dirección: Ridley Scott. Reparto: Russell Crowe, Denzel Washington, Chiwetel Ejiofor, Josh Brolin. Duración: 2:37. Origen: EE.UU. 2007. Calificación: 9.

No tan grandilocuente como su título sugiere, “Gánster americano” es una película sumamente ambiciosa. El director británico Ridley Scott pretende agregar un capítulo importante a la historia del género gansteril; y logra su intención con creces, rivalizando con los títulos clásicos de John Huston, Sidney Lumet, Francis Ford Coppola y Martin Scorsese.
Contando con un elenco magnífico y una impecable puesta en escena, Scott concreta un hito para recordar. Es también uno de los trabajos más representativos de su distinguida carrera, al lado de “Alien, el octavo pasajero” (1979), “Blade Runner” (1982), “Thelma y Louise” (1991) y “Gladiador” (2000).
El cautivante guión de Steve Zaillian, está inspirado en sorprendentes hechos de la vida real. A comienzo de los años 70, en plena Guerra de Vietnam, el matón afroamericano Frank Lucas se hizo multimillonario, importando heroína desde Tailandia hasta el barrio de Harlem, en Nueva York. Con la complicidad de miembros del ejército estadounidense, Lucas superó a todos en el negocio del narcotráfico. Siguiendo una astuta estrategia empresarial, desbancó a la competencia vendiendo un mejor producto a un precio más bajo.
La narración abarca dos líneas argumentales paralelas: el ascenso de Lucas en la jerarquía del crimen organizado; y los esfuerzos de un policía por identificarlo y capturarlo. Ambos personajes son especulares y el filme explora las significativas diferencias entre ellos. El villano es frío y pragmático, pero tiene cualidades redentoras, especialmente por su forma de proteger a su familia. Al contrario, el héroe es íntegro y valiente, pero es también un egoísta, incapaz de hacer frente a las exigencias de su esposa e hijo.
Bien compenetrados en sus respectivos papeles, Denzel Washington y Russell Crowe ofrecen desempeños histriónicos memorables. Entre los actores secundarios, todos muy expresivos, destacan Ruby Dee y Cuba Gooding Jr.
Rigurosa hasta en los mínimos detalles de ambientación, la cinta goza de méritos formales impresionantes, sobre todo en áreas de montaje, iluminación, decorados y vestuario. Lo único que se le puede cuestionar, a nivel dramático, es cierto esquematismo en la sección conclusiva. Aquí, se busca transmitir una ilusoria sensación de triunfo del bien sobre el mal, como si el asunto de la corrupción policial fuera un viejo problema resuelto.
“Gánster americano” captura la atención desde los primeros fotogramas; y no la suelta hasta los créditos finales. Por su consistencia temática y su ejecución magistral, es obra digna de figurar al lado de los máximos ejemplos del género.
Ver comentarios