El oro superaría los $1.000 en 2008
Enviar

El oro superaría los $1.000 en 2008

La presión inflacionaria en Estados Unidos, la tensión geopolítica en algunas partes del mundo y el debilitamiento del dólar harían subir el precio

Agustina Cobas
[email protected]  

Tradicionalmente el oro ha sido una de las alternativas de inversión donde los inversionistas se refugian cuando las plazas financieras pasan por momentos difíciles, a la espera de que la tormenta pase.
La situación actual que se vive en el mercado financiero mundial no es la excepción. Las secuelas de la crisis de hipotecas de alto riesgo, generada en Estados Unidos y contagiada a los principales mercados del mundo, deja huella en los inversionistas, quienes han aumentado al máximo su aversión al riesgo.
Esto, sumado a las crecientes expectativas de inflación en Estados Unidos, y al debilitamiento que el dólar está experimentado ha llevado el precio de este metal precioso a niveles históricos.
La semana pasada el precio en el mercado spot superaba los $830 la onza, manteniendo la clara tendencia al alza que ha venido mostrando durante los últimos meses.
Solamente en un año, el precio aumentó alrededor del 30%, mientras que en los últimos tres años, el incremento ha sido del 86%.
En este contexto, muchos inversionistas se preguntan cómo pueden sacar provecho de la escalada que este metal está viviendo.
Una de las alternativas, además de invertir directamente comprando el metal, es adquirir participaciones de fondos que invierten en este bien.
“La forma más directa para obtener exposición es por medio de fondos cerrados (ETFs, por sus siglas en inglés) que replican el comportamiento de su precio. Destaca el Streettracks Gold Trust (GLD) como el de mayor presencia en el mercado, el cual ha obtenido un retorno cercano al 30% en el último año con una volatilidad del 16%”, comentó Eric Vargas, director de Estrategia de Grupo Aldesa.
Otra alternativa, pero de mayor riesgo, es invertir en compañías mineras, como Goldcorp y Newmont Mining. Las acciones se han apreciado en un 22% y un 15% en el último año, con volatilidades del 38% y del 28%, respectivamente, agregó Vargas.
Si bien estas opciones existen en mercados internacionales y no están registradas en Costa Rica, la regulación local establece que los inversionistas locales deben manifestar a su puesto de bolsa, su interés en incorporar estos instrumentos a su portafolio.
Por otra parte, la tensión geopolítica es otro elemento que podría incidir en el precio del oro, ya que, al igual que las turbulencias en los mercados financieros, generan incertidumbre entre los inversionistas.
Este factor, sumado a otros, podría hacer que el oro superara los $1.000 la onza, de acuerdo a previsiones realizadas por bancos como Citigroup, Credit Suisse o Deutsche Bank, según Bloomberg.


Ver comentarios