El orden es su fortaleza
La unión hace a los blanquiazules aún más fuertes. www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

El orden es su fortaleza

Un bloque compacto en todas las líneas hace fuerte a Cartaginés

En una final todo juega, pero sin ninguna duda hay que ponderar las fortalezas, esas que se han unido y que lo tienen a las puertas de lograr el campeonato nacional. El Club Sport Cartaginés tiene muy claro a lo que debe apostar.
En términos generales cuentan con una directiva que les ha dado buenas condiciones de trabajo, un cuerpo técnico ganador y una planilla de muy buen nivel, que los pone a soñar con volver a un título 73 años después.


Pero hay circunstancias más específicas y para eso analistas del fútbol desmenuzaron a qué debe apostar el equipo blanquiazul para celebrar un nuevo campeonato.
El exvolante y actual entrenador Luis Diego Arnáez apunta que lo mejor de los brumosos en esta final va más allá de lo deportivo y es muy mental, ya que desde su punto de vista, la autoestima está por los aires.
“Cartaginés tiene una autoestima muy alta, más que la de Herediano, y eso no es solo por llegar a la final, sino por todo lo que hizo a lo largo de la temporada y que se ratificó en los últimos partidos”, explicó Luis Diego.
Para ponderar eso, puso como ejemplo que pese a venir de un par de derrotas, se aferró a su capacidad para vencer a Alajuelense, con lo que no solo eliminó a los manudos, sino que salió del bache y volvió a subir las acciones.
“Esa confianza fue vital y les bastó para dejar a Saprissa afuera, sin ni siquiera perder como visitante; ellos se sienten seguros de lo que pueden lograr y en un equipo eso vale mucho”, añadió Arnáez.
Tácticamente define que es un equipo que juega mucho en bloque, nunca se separan las líneas, ni siquiera cuando van al ataque, lo que le deja muy poco espacio al rival para tomarlos mal parados.
“Otro punto, y que es clave, es la seguridad que le da el arquero al resto del plantel; desde allí se siente fuerte el equipo”.
Por su parte Roger Flores, técnico y padre del defensor brumoso Andrés Flores, señala que lo mejor de los blanquiazules es ese orden que en todo instante muestran, que los hace casi infalibles. Eso sí, cuando se han desordenado lo pagan caro, como les pasó ante Uruguay y Belén.
“Es un cuadro que tiene un buen orden, se agrupa muy bien cuando pierde la bola, a la hora de defender lo hace desde sus delanteros, que le regalan un cuarto de cancha al rival, los volantes referencian a los laterales del rival y los contenciones aprietan la marca; mientras que atrás la línea de cuatro se compacta bien, hay un buena organización en defensa”, dijo el capitán de Costa Rica en Italia 90.
Para Flores hay mucha sincronización del equipo cuando no tiene el balón y esa es otra de las buenas fortalezas, sin dejar de lado que en las acciones de balón parado son letales y eso les ha valido para ganar muchos partidos.
“En las jugadas de balón parado se nota que las trabajan toda la semana, le sacan mucho provecho y eso es porque manejan varias alternativas; si no es Carlos Johnson, llega Danny Fonseca, Villalobos Chan o alguna sorpresa”, comentó Flores


Cristian Williams
[email protected]


Ver comentarios