Logo La República

Martes, 11 de diciembre de 2018



COLUMNISTAS


El mejor año de nuestras vidas

Nuria Marín [email protected] | Lunes 17 octubre, 2011



Creciendo [email protected]
El mejor año de nuestras vidas


Recibió una de las más duras noticias que una madre puede recibir: su hijo tiene cáncer y se encuentra localizado en una zona de la columna en la que es imposible operar.
No dudo que en ese momento su corazón se partió en mil pedazos, pero tenía que ser fuerte, una prueba más, en una vida de por sí llena de responsabilidades. Como muchas otras heroínas de nuestro país, le ha tocado sacar adelante a sus hijos.
No se dejó amilanar ni disminuir ante la vida. Muy por el contrario, asumió como las valientes el reto de vencer hombro a hombro con sus dos hijos, Ramón y Laura, la enfermedad. Esta maravillosa mujer, dando además un ejemplo de entereza y optimismo, le dijo a su familia: “Este será el mejor año de nuestras vidas”.
Esta corajuda madre profesional cumplió su palabra. Sobrellevó con hidalguía las sesiones de quimioterapia en su querido hijo Ramón y logró inspirar a toda la familia mediante una mágica receta de amorosa ala protectora y una férrea voluntad e inquebrantable fe de que iban a salir vencedores en la batalla.
Algunas veces compartimos lágrimas, eso sí no por mucho tiempo. Su optimismo nato y responsabilidades como directora de producción de Posdata/Corte A, la hacían seguir adelante, jovial, empática, constructiva, convirtiéndose en ejemplo vivo de su filosofía de vida: “no se preocupe, ocúpese.”
Como muchas otras mujeres de éxito, pese a sus múltiples responsabilidades y a la enfermedad de su hijo, no dudó en aceptar el reto de ser un importante bastión en ese maravilloso proyecto que es la alianza ALAS-Telenoticias, el espacio Mujer en Acción, todos los miércoles a las 11 p.m.
Su profesionalismo y férreo perfeccionismo combinado con una contagiosa jovialidad y verbo amable han hecho posible que exitosas mujeres profesionales sin experiencia previa ante cámaras compartan para el crecimiento de otras mujeres sus vivencias y consejos. Mi sueño: que ella dé el paso de productora a protagonista y la tengamos compartiendo sus experiencias de crecimiento con el país.
En este mes de octubre, en el que se hace un esfuerzo por concientizar a la población contra el cáncer, he querido compartir la historia de esta maravillosa mujer que es Grettel Avilés, que me honra con su amistad y a quien mediante estas sentidas líneas he querido hacer un reconocimiento y homenaje lo mismo que todas las madres, padres, hermanos, abuelos, y amigos de aquellos que han vivido o viven esa lucha al lado de sus seres queridos en la búsqueda de la tan ansiada segunda oportunidad.
Por cierto, esta historia tiene un final feliz, Ramón superó el cáncer y recientemente celebró sus 20 años con el retorno a su vida universitaria y a disfrutar la vida intensa y apasionadamente, enseñanza que aprendió de su increíble mamá.

Nuria Marín Raventós