Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



FORO DE LECTORES


El INS tiene derecho a competir

| Jueves 19 noviembre, 2009


El INS tiene derecho a competir

Estimado don Miguel Angel: pone usted el dedo en la llaga, cuando dice en La Machaca:

“Lo que llama la atención es que la Supen le negó al INS, un aumento del 3% en las pólizas, para ir capitalizando lo necesario para esa inversión, útil para todos.
Esas entidades sonhoystas y no mañanistas” (publicación titulada “Visión” del 12 de noviembre de 2009).
Hay gente que no cree en el principio de solidaridad.
Un vehículo particular pagaría para el hospital del Trauma solo ¢470 al año.
Esta visión, que promueven algunos como los libertarios, es la misma que no quiere que al INS se le den las posibilidades que tienen las empresas extranjeras que vienen a competir con el instituto. Esas empresas sí pueden vender seguros donde quieran, con lo cual dispersan el riesgo y pueden hacer tarifas más bajas. En cambio no quieren que el INS haga lo propio.
En este país caen algunos en el sublime de los ridículos, pues se supone que las resoluciones de los Tribunales de Justicia las debemos respetar todos, incluida la SUPEN.
La Sala IV, sobre el tema de las potestades del INS para vender en el extranjero, en consulta de constitucionalidad sobre la nueva ley de seguros, en el párrafo conclusivo final de su voto 2008-10450 de las 9:00 horas del 23 de junio de 2008, expresamente indica lo siguiente:
“(…) Desde esta perspectiva, la Sala estima que las sociedades que constituya el Instituto Nacional de Seguros gozan del derecho de libertad de empresa, y podrán entonces realizar actividad aseguradora en el exterior, respetando siempre la normativa internacional y nacional de los otros Estados que sea aplicable a cualquier sujeto privado.(…)”
¡Más claro: agua!
Esos que no comulgan con el principio de solidaridad, que ha sido fundamental en la conformación de nuestro Estado, y que propugnan la libertad de empresa, para el sector privado, que me parece bien, les quieren negar a las empresas del INS esa libertad proclamada por la Sala IV.
En el fondo: hay algunos que quisieran que el INS desaparezca.
Como me dijo Otto Guevara un día: “Nosotros pasaríamos un tractor en donde está el INS. El INS no debe existir”.

Guillermo Constenla U.
Presidente Ejecutivo del INS