Enviar
Guillermo Constenla, presidente ejecutivo de la entidad defendió el proceso de expansión de la aseguradora
“El INS está listo para competir en Centroamérica”

• Cartera regional de seguros ronda los $2.100 millones mientras que la costarricense alcanza los $500 millones

• Esta semana se reiniciarían las negociaciones para que la moción para restringir la comercialización en la región se vote negativamente

Carlos Jesús Mora
[email protected]

Durante las últimas semanas la acalorada discusión que se suscita en la Asamblea Legislativa se centró en una moción de uno de los proyectos paralelos al Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (Cafta), lo cual ha elevado los ánimos.
Se trata de una enmienda que impediría al Instituto Nacional de Seguros (INS) operar fuera del país.
A pesar de que la ley vigente —que data de 1924— faculta a la aseguradora estatal a comercializar pólizas en el exterior, algunos partidos políticos se oponen a su expansión, lo que se traería abajo el inicio de operaciones en países como Nicaragua y Panamá que está agendado para empezar en junio de este año.
En una entrevista con
LA REPUBLICA, Guillermo Constenla Umaña, presidente ejecutivo del INS, comentó que la seguridad financiera de la empresa estatal da fe de que la regionalización sería exitosa y que de no permitirse se condena a la institución a la recesión.


¿Cómo camina el proyecto de expansión del INS en la región?
Va muy bien, hemos ido avanzando, el estudio de factibilidad de Nicaragua está en un 90% y el de Panamá a un 65%, además estamos a punto de contratar empresas especializadas que realicen los análisis para el resto de Centroamérica.

¿Qué tiene el INS a favor que le asegura una expansión exitosa en Centroamérica?
Somos la empresa aseguradora más sólida en materia financiera de Centroamérica, con 84 años de experiencia, además a nivel nacional somos la empresa del Estado con mayor patrimonio.

¿Qué opinión tiene sobre la oposición del Movimiento Libertario y de Acción Ciudadana a este proceso de regionalización?
Es una oposición incongruente con lo que dice el Cafta, que habla de apertura y competencia, no se le puede restringir al INS salir del país y competir solo en Costa Rica, mientras aquí van a empezar a llegar aseguradoras de todo el mundo.

¿Qué implicaría eso?
Una limitación para crecer inadmisible, al INS le pasaría lo que le pasa a un toro cuando lo castran; pero más allá, esto significa una burla a la democracia, porque es aceptar la imposición de una minoría, esto es inaceptable.

¿Qué pasaría con los proyectos de operar en Nicaragua y Panamá en junio?
Por supuesto que habría pérdidas por todo lo que hemos invertido, pero más allá de eso está lo que el INS perdería de no poder llegar a estos mercados y por ende de todo lo que podemos privar al país.

El PAC y los libertarios dicen que no han visto estudios de factibilidad que demuestren que la expansión en Centroamérica sea conveniente…
El mejor estudio de factibilidad es ver qué está haciendo el mercado mundial en la región, que es consolidar comercializadoras de seguros. Desde el punto de vista empresarial esto también es lo más conveniente para el INS.

¿Esos estudios demuestran cuál es la cartera a la que el INS puede tener acceso?
La cartera centroamericana ronda los $2.100 millones, acá en Costa Rica es de tan solo $500 millones, por supuesto que hay espacio para nosotros, si somos la empresa más sólida, no es posible que no nos vayan a dejar salir.

Estos partidos también aluden a que una expansión del INS favorecería actos de corrupción…
Eso es pensar que todos son ladrones, eso es una visión muy distorsionada, tanto en empresas públicas como privadas se dan actos de corrupción, pero es muy claro que la mayoría de los administradores de las entidades públicas somos personas honestas, no se vale limitar al INS por estas visiones.

¿Qué espera en estos días de negociación?
Que prive la inteligencia y no las emociones.
Ver comentarios