El implante de barba hace furor en Nueva York
Brad Pitt es uno de los actores que se dice ha optado por esta nueva moda. Internet / La República
Enviar

TENDENCIAS

El implante de barba hace furor en Nueva York

201403032256551.m5.jpg
Brad Pitt es uno de los actores que se dice ha optado por esta nueva moda. Internet / La República
George Clooney y Brad Pitt la llevan, el equipo de béisbol Red Sox de Boston la ha hecho su bandera y los “hipsters” de Brooklyn la han convertido en su sello de identidad. Pero la naturaleza no siempre otorga al hombre el don de la barba y la demanda se dispara en las clínicas de implantes de Nueva York.
“Hola, no me juzguéis por preguntar esto, pero estoy empezando a desesperarme. Acabo de cumplir 22 años y sigo sin tener barba más allá de una ligera sombra de bigote y perilla”, escribe un joven en el foro Beard Board (algo así como “el club de los barbudos”) pidiendo consejo para un posible implante tras haber probado en vano medicinas que combaten la alopecia.
En Nueva York, la barba ha empezado a ser un toque de distinción polivalente, tanto para los ejecutivos que quieren resultar más agresivos, los galanes que quieren ser más masculinos o los “hipsters” que quieren ser más “hipsters”, y las consultas de injertos capilares empiezan a registrar un aumento de clientela para el trasplante de vello capilar en la cara.
Implantarse una barba entera cuesta entre $7 mil y $8 mil dólares y si lo que se necesita es un relleno o disimular esas zonas en las que el pelo no crece tanto, el precio puede rondar los $2 mil o $3 mil.
“El trasplante de pelo facial se ha hecho popular en gran parte porque la gente se ha dado cuenta del resultado tan natural que se puede obtener”, asegura a Efe el doctor Kevin Ende.

Nueva York / EFE

Ver comentarios